Reuters internacional

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el presidente de China, Xi Jinping, en Florida, Estados Unidos. 06/04/2017. China se ha dado cuenta de que tiene poco tiempo para controlar el programa nuclear de Corea del Norte a través de las negociaciones y está abierta a nuevas sanciones contra Pyongyang, dijo el viernes una funcionaria de alto rango del Departamento de Estado estadounidense. REUTERS/Carlos Barria

(reuters_tickers)

Por Michael Martina

PEKÍN, 26 mayo (Reuters) - China se ha dado cuenta de que tiene poco tiempo para controlar el programa nuclear de Corea del Norte a través de las negociaciones y está abierta a nuevas sanciones contra Pyongyang, dijo el viernes una funcionaria de alto rango del Departamento de Estado estadounidense.

Susan Thornton, subsecretaria adjunta de Estado para Asuntos del Asia Oriental y el Pacífico, dijo que Pekín entiende que el Gobierno del presidente Donald Trump considera la situación de Corea del Norte como un "problema de tiempo limitado" urgente.

"Así que ahora saben que no tienen, creo, tanto tiempo para tratar de llevar a los norcoreanos a la mesa, para que cambien sus cálculos y los lleven a la mesa de negociaciones", declaró. "Y creo que eso ha dado cierta urgencia a sus medidas".

Pyongyang ha realizado decenas de pruebas de misiles, la más reciente el domingo pasado, y ha probado dos bombas nucleares desde principios del 2016, desafiando las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU. Dice que sus programas son necesario para contrarrestar la agresión estadounidense.

Aunque Washington busca una mayor cooperación china sobre Corea del Norte, un buque de guerra estadounidense navegó a 12 millas náuticas del arrecife Mischief, en las disputadas islas Spratly, dijeron el miércoles funcionarios, la primera maniobra de este tipo bajo el Gobierno de Trump.

Esto motivó una dura respuesta de Pekín, que acusó a Estados Unidos de poner en peligro una reciente relajación de la tensión entre China y otras naciones con reivindicaciones en la zona, en particular Filipinas.

Thornton dijo que la política de Washington sobre el Mar de China Meridional no ha cambiado con el presidente Trump y que sigue apoyando los procesos diplomáticos en curso.

"No significa que vamos a cambiar nuestra presencia militar o nuestros compromisos de seguridad en la región", declaró la funcionaria. "Esos necesitan continuar y necesitan estar allí, y eso dará confianza al proceso diplomático, pensamos", agregó.

(Reporte de Michael Martina. Escrito por Philip Wen. Editado en Español por Ricardo Figueroa y Carlos Aliaga)

Reuters

 Reuters internacional