Reuters internacional

El vicepresidente de Venezuela, Tareck El Aissami, asiste a la ceremonia de juramentación de la nueva junta directiva de la petrolera estatal PDVSA en Caracas, Venezuela, 31 de enero de 2017. El Gobierno de Estados Unidos sancionó al vicepresidente de Venezuela, Tareck El Aissami, bajo una norma sobre narcóticos, dijo el lunes el Departamento del Tesoro, dentro de una investigación por tráfico de drogas. REUTERS/Marco Bello - RTX2Z1T7

(reuters_tickers)

Por Lesley Wroughton y Diego Oré

WASHINGTON/CARACAS (Reuters) - Estados Unidos incluyó al vicepresidente de Venezuela, Tareck El Aissami, y a uno de sus supuestos colaboradores en una lista negra por narcotráfico, la primera medida del Gobierno de Donald Trump contra funcionarios de la administración del presidente Nicolás Maduro por lavado de dinero y tráfico de drogas.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos señaló a El Aissami bajo la Ley de Designación de Cabecillas Extranjeros del Narcotráfico (Foreign Narcotics Kingpin Designation Act), convirtiéndolo en el funcionario venezolano de más alto rango sindicado en la lista.

Una persona cercana a El Aissami, el empresario venezolano Samark López, también fue designado por proporcionar asistencia, apoyo financiero y bienes y servicios en favor de las actividades del funcionario, dijo el Departamento del Tesoro.

Además, la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro (OFAC, por su sigla en inglés) apuntó a 13 empresas propiedad o controladas por López u otros que integran una red internacional que abarca las Islas Vírgenes Británicas, Panamá, Reino Unido, Estados Unidos y Venezuela.

"El Aissami facilitó envíos de narcóticos desde Venezuela, incluido el control de aviones que vuelan desde una base aérea venezolana, así como el control de rutas del narcotráfico a través de puertos de Venezuela", dijo el Departamento del Tesoro en una nota de prensa.

"El Aissami supervisó o tenía propiedad parcial de envíos desde Venezuela de más de 1.000 kg de narcóticos en múltiples ocasiones, incluidos cargamentos destinados a México y Estados Unidos", agregó.

El texto también detalla que el actual vicepresidente "facilitó, coordinó y protegió" a otros narcotraficantes que operan en Venezuela como Wallid Makled, el colombiano Daniel Barrera y al cártel mexicano de Los Zetas.

El documento del Departamento del Tesoro sostiene que López Bello es un "testaferro clave" utilizado por El Aissami para lavar los ingresos del narcotráfico y comprar activos.

El Gobierno de Venezuela no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios. Maduro suele acusar a los funcionarios estadounidenses de intentar enlodar a su Gobierno.

Por su parte, López negó las acusaciones en su web personal www.samarklopez.org y en sus redes sociales.

"El señor López es un hombre de negocios que conoce a Tareck El Aissami desde hace varios años. El señor López no es funcionario del Gobierno y no se ha dedicado al narcotráfico", dijo.

"No (se) proporciona evidencia de hecho o justificación legal de por qué Samark López debe ser colocado en la lista, con excepción de que Samark López y Tareck El Aissami son conocidos personales. La lista parece estar políticamente motivada", agregó el empresario del sector alimentos y construcción.

"LARGA INVESTIGACIÓN"

Responsables estadounidenses negaron que la designación del lunes tenga algo que ve con el importante rol político de El Aissami.

"La designación es resultado de años de una larga investigación de tráfico de narcóticos de la OFAC. La designación no apunta contra Venezuela ni un sector específico de la economía venezolana", sostuvo el comunicado.

Como resultado de la designación, a los estadounidenses se les prohíbe generalmente participar en transacciones o tratar con individuos y entidades, y los activos que tienen bajo la jurisdicción de Estados Unidos son congelados.

Un funcionario estadounidense estimó el valor de propiedades congeladas en Miami en "decenas de millones de dólares". Otro sugirió que el valor de las propiedades confiscadas no tiene relación con el salario de un funcionario público.

El Aissami, ex ministro de Relaciones Interiores y Justicia (2008-2012) y Gobernador de Aragua (2012-2017), encabeza la lista de funcionarios envueltos en escándalos de narcotráfico.

Hugo Carvajal, ex director de la Contrainteligencia Militar; Henry Rangel, ex ministro de Defensa y actual gobernador de Trujillo; y Ramón Rodríguez, ex ministro de Relaciones Interiores y Justicia y actual gobernador de Guárico, destacan entre los incluidos en la conocida como "lista Clinton".

Además, a mediados del año pasado, la Fiscalía de Estados Unidos acusó a Néstor Reverol, ex jefe antidrogas de Venezuela, de haber participado en una trama de distribución de cocaína. Reverol negó las acusaciones.

En una investigación de Reuters, analistas, ex funcionarios y diplomáticos aseguraron que el país caribeño se ha convertido en una ruta importante para el tráfico de drogas hacia Estados Unidos y Europa y que los narcos han permeado las Fuerzas Armadas. (https://goo.gl/rCNR2H)

Un grupo de 34 republicanos y demócratas del Senado y de la Cámara de Representantes envió una carta al presidente Donald Trump el 8 de febrero pidiendo a su Gobierno que tome medidas administrativas para sancionar a funcionarios venezolanos.

La carta hizo referencia a El Aissami, destacando que su reciente nombramiento como vicepresidente lo puso en línea para convertirse en el próximo líder de Venezuela. Eso "es extremadamente preocupante dado sus presuntos vínculos con el narcotráfico y las organizaciones terroristas", agregó el texto.

(Reporte de adicional de Patricia Zengerle en Washington; Editado por Silene Ramírez y Ricardo Figueroa)

Reuters

 Reuters internacional