Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

EEUU sugiere que Rusia y Siria podrían haber alterado evidencia en Duma, Moscú lo niega

La gente recibe pan en la ciudad de Duma, Siria, 16 de abril de 2018. REUTERS/Ali Hashisho

(reuters_tickers)

Por Laila Bassam y Anthony Deutsch

DAMASCO/LA HAYA (Reuters) - Estados Unidos acusó el lunes a Rusia de bloquear a los inspectores internacionales el acceso al sitio del presunto ataque con gas venenoso en Siria, y denunció que rusos o sirios podrían haber alterado las evidencias en el lugar del hecho.

El Gobierno ruso negó las acusaciones y culpó por las demoras a los ataques con misiles liderados por Estados Unidos sobre Siria el sábado.

En medio de la tensión tras el presunto ataque con armas químicas en Duma y la respuesta de Occidente, Estados Unidos se prepara para incrementar la presión sobre Rusia, principal aliado del presidente sirio Bashar al-Assad, con nuevas sanciones económicas. Algunos países europeos amenazaron con medidas similares.

En tanto, la primera ministra británica Theresa May y el presidente francés Emmanuel Macron enfrentaron críticas de oponentes políticos en sus países por haber decidido tomar parte de los ataques.

Siria y Rusia niegan la utilización de gas venenoso el 7 de abril durante su ofensiva en Duma, que terminó con la recaptura de la localidad que era el último bastión rebelde cercano a la capital Damasco.

Organizaciones humanitarias dicen que decenas de hombres, mujeres y niños murieron en ese ataque. Imágenes de víctimas con espuma en la boca y llorando de dolor han hecho que la guerra civil en Siria, en la que ha muerto medio millón de personas en siete años, vuelva a ser motivo principal de preocupación mundial.

Inspectores de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPCW, por su sigla en inglés) viajaron a Siria la semana pasada para examinar el sitio, pero aún no han podido ingresar a Duma, que ahora está bajo control del Gobierno tras la retirada de los rebeldes.

"Según tenemos entendido, los rusos podrían haber visitado el sitio del ataque", dijo el embajador estadounidense Keneth Ward en una reunión de la OPCW en La Haya el lunes.

"Es nuestro temor que podrían haberlo alterado con la intención de frustrar los esfuerzos de la Misión (...) de la OPCW para realizar una investigación efectiva", agregó el embajador, en comentarios formulados en una reunión a puertas cerradas que fueron obtenidos por Reuters.

El ministro de Relaciones Exteriores ruso, Sergei Lavrov, negó que Moscú haya intervenido alguna evidencia. "Puedo garantizar que Rusia no ha alterado el sitio", aseguró a la BBC.

SIN ACCESO A DUMA

La delegación británica en la OPCW acusó a Rusia y al gobierno de Assad de negar el acceso de los inspectores a Duma. "El acceso sin restricciones es esencial (...) Rusia y Siria deben cooperar", afirmó la delegación británica en un comunicado.

El equipo busca recolectar muestras, entrevistar a testigos y documentar evidencia para determinar si se utilizaron armas tóxicas prohibidas, aunque no tienen permitido asignar responsabilidades por el ataque.

El embajador británico Peter Wilson dijo en La Haya que Naciones Unidos envió a los inspectores, pero que ellos no pudieron llegar a Duma porque Siria y Rusia no pudieron garantizar su seguridad.

El ministro de Defensa ruso dijo más tarde que Estados Unidos y sus aliados atacaron objetivos militares durante el fin de semana y no solo instalaciones dedicadas a investigación, reportó la agencia de noticias Interfax.

Las banderas sirias ondeaban el lunes en Duma, donde efectivos de las fuerzas de seguridad vigilaban en las esquinas y policías militares rusos patrullaban las calles. Camiones del Gobierno repartían pan, arroz y pasta a los lugareños, que han vivido bajo sitio durante años.

Una recorrida para los medios organizada por el Gobierno no incluyó el edificio donde, de acuerdo a rescatistas y médicos que estaban en el lugar en ese momento, decenas de personas murieron por gases venenosos.

Médicos en el hospital donde supuestas víctimas eran atendidas contaron a los periodistas que ninguno de los pacientes había sufrido heridas por armas químicas esa noche, sino que sufrieron asfixia por el polvo y el humo del bombardeo.

Grupos humanitarios y los Cascos Blancos han dicho que esas afirmaciones, ya emitidas por la televisión estatal los últimos días, fueron hechas bajo coacción.

(Reporte adicional de Jack Stubbs y Andrey Ostroukh en Moscú, Jeff Mason, Susan Cornwell y Leslie Wroughton en Washington, Michelle Nichols en Nueva York, Samia Nakhoul, Tom Perry, Ellen Francis y Angus McDowall en Beirut, Kinda Makieh en Barzeh, Siria, Elizabeth Piper, Michael Holden y Guy Faulconbridge en Londres, Laurence Frost, Michel Rose e Ingrid Melander en París, escrito por Angus MacSwan y Richard Balmforth; editado en Español por Manuel Farías)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes