Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Imagen de archivo cedida a Reuters de una prueba del del sistema de Defensa Aérea de Alta Altitud Terminal. El Ejército de Estados Unidos comenzó a trasladar el miércoles partes de un sistema de defensa antimisiles a un lugar de despliegue en Corea del Sur, provocando protestas de los pobladores locales y críticas de China, en medio de la tensión creada por los programas armamentísticos del Norte. U.S. Department of Defense, Missile Defense Agency/Handout via Reuters/File Photo Imagen de uso no comercial, ni de ventas, ni de archivo. Solo para uso editorial. No está disponible para su venta en marketing o en campañas publicitarias. Esta fotografía fue entregada por un tercero y es distribuida, exactamente como fue recibida por Reuters, como un servicio para sus clientes.

(reuters_tickers)

Por Ju-min Park y Jack Kim

SEÚL (Reuters) - El Ejército de Estados Unidos comenzó a trasladar el miércoles partes de un sistema de defensa antimisiles a un lugar de despliegue en Corea del Sur, provocando protestas de los pobladores locales y críticas de China, en medio de la tensión creada por los programas armamentísticos del Norte.

La puesta en marcha antes de lo previsto del despliegue del sistema de Defensa Aérea de Alta Altitud Terminal (THAAD, por su sigla en inglés) fue criticada también por el favorito para la elección presidencial del 9 de mayo.

El Ministerio de Defensa de Corea del Sur dijo que algunos elementos del sistema THAAD fueron trasladados a su lugar de despliegue, situado en lo que fue un campo de golf, a unos 250 kilómetros al sur de la capital, Seúl.

"Corea del Sur y Estados Unidos han estado trabajando para asegurar una pronta capacidad operativa del sistema THAAD en respuesta a la amenaza nuclear y de misiles de Corea del Norte", dijo el ministerio en un comunicado.

Estados Unidos y Corea del Sur acordaron el año pasado el despliegue del sistema THAAD para contrarrestar la amenaza de lanzamiento de misiles de Corea del Norte. Ambos aseguran que su único propósito es defenderse contra el Norte.

Sin embargo, China afirma que el sistema avanzado de radar puede penetrar de forma profunda en su territorio y minar su seguridad, al tiempo que hará poco por disuadir a Corea del Norte, por lo que se opone con fuerza a su despliegue.

"China insta con fuerza a Estados Unidos y a Corea del Sur a que detengan las acciones que empeoran las tensiones regionales y afectan a los intereses estratégicos de seguridad y cancelen el despliegue del sistema THAAD y retiren los equipos", dijo el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores chino, Geng Shuang.

El político liberal favorito para ganar la elección presidencial surcoreana, Moon Jae-in, pidió un aplazamiento del despliegue, asegurando que el nuevo gobierno deberá adoptar esa decisión tras consultar a la opinión pública y mantener más conversaciones con Washington. Un portavoz de Moon dijo que el traslado de las partes del sistema "ignoró a la opinión pública y el debido proceso" y exigió su suspensión.

(Reporte adicional de Ben Blanchard en Pekín; editado en Español por Ricardo Figueroa y Carlos Serrano)

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Reuters