Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El líder norcoreano Kim Jong Un inspecciona el misil balístico intercontinental Hwasong-1 en Corea del Norte el 5 de julio 2017. KCNA/via REUTERS

(reuters_tickers)

Por Christine Kim y Christian Shepherd

SEÚL/MANILA (Reuters) - El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el mandatario surcoreano, Moon Jae-in, acordaron en una llamada telefónica el lunes aplicar la máxima presión y sanciones a Corea del Norte, mientras que China expresó su deseo de que Seúl y Pyongyang puedan reanudar pronto su contacto.

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas impuso el sábado nuevas sanciones a Corea del Norte que podrían reducir en un tercio sus ingresos anuales de 3.000 millones de dólares por exportaciones, luego de dos pruebas intercontinentales de misiles balísticos realizadas en julio por Pyongyang.

La resolución redactado por Estados Unidos prohíbe las exportaciones norcoreanas de carbón, hierro, mineral de hierro, plomo, mineral de plomo y mariscos. También impide a los países aumentar el número actual de trabajadores norcoreanos en el extranjero, prohíbe nuevas empresas conjuntas con Corea del Norte y cualquier nueva inversión en firmas conjuntas actuales.

Durante la llamada telefónica de una hora de duración, Moon y Trump dijeron que seguirían cooperando para frenar a Corea del Norte, particularmente antes de unos ejercicios militares conjunto para fines de agosto, dijo el portavoz de la oficina presidencial surcoreana, Park Su-hyun.

Moon también fue citado diciendo que existe la necesidad de mostrar a Corea del Norte que la puerta al diálogo todavía está abierta, si Pyongyang renuncia a su programa nuclear.

En una declaración aparte, la Casa Blanca dijo que los dos líderes "afirmaron que Corea del Norte es una grave y creciente amenaza directa contra Estados Unidos, Corea del Sur y Japón, así como para la mayoría de los países alrededor del mundo"

La tensión en la península coreana estuvo en el foco de atención de un foro de seguridad regional realizado el fin de semana en Manila, donde los ministros de Relaciones Exteriores de Corea del Norte y Corea del Sur se reunieron brevemente el domingo por la noche antes de una cena de gala, según un funcionario del Ministerio de Relaciones Exteriores surcoreano.

El ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, dijo que espera que Corea del Norte y Corea del Sur puedan mejorar sus relaciones y señaló que el ministro de Relaciones Exteriores norcoreano no rechazó totalmente las propuestas de su homólogo surcoreano.

"También apoyamos las propuestas positivas presentadas por el nuevo gobierno (surcoreano). Estamos listos para ver que Corea del Norte y Corea del Sur reanuden pronto sus contactos", expresó Wang.

(Reporte adicional de Patricia Zengerle y David Shepardson en Washington, y Amy Tennery en Bedminister, Ben Blanchard en Pekín, Karen Lema en Manila. Editado en español por Carlos Aliaga)

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Reuters