Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Consecuencias del ataque contra un autobus que llevaba cristianos coptos en la Provincia de Minya, Egipto. 26 de mayo 2017. Hombres armados enmascarados atacaron el viernes a un grupo de cristianos coptos en el sur de Egipto, matando a 26 personas e hiriendo a otras 25 mientras se dirigían a un monasterio, dijeron fuentes médicas y testigos. EGYPT TV via REUTERS

(reuters_tickers)

Por Ahmed Aboulenein

MENIA, Egito, 26 mayo (Reuters) - Aviones de la fuerza aérea egipcia bombardearon el viernes campos en Libia donde el Gobierno de El Cairo cree que fueron entrenados los milicianos responsables por un ataque ocurrido más temprano contra cristianos coptos que dejó 29 muertos, dijeron fuentes militares.

El presidente de Egipto, Abdel Fattah al-Sisi, dijo que ordenó las incursiones contra lo que llamó campos de terroristas, declarando en un discurso televisado que los estados que patrocinan el terrorismo deben ser castigados.

Sisi sostuvo que Egipto no dudará en llevar adelante más ataques contra los campos donde se haya entrenado a quienes atenten contra el país, ya sea dentro de sus fronteras o fuera de ellas.

Fuentes oficiales dijeron que seis incursiones habían tenido lugar cerca de Derna (este de Libia) cerca del crepúsculo, horas después de que hombres armados atacaron a un grupo de cristianos coptos que viajaban hacia un monasterio en el sur de Egipto, hecho que también dejó 24 heridos, muchos de ellos niños.

Testigos dijeron que hombres enmascarados abrieron fuego tras detener al grupo, que viajaba en un autobús y varios vehículos. Canales de televisión locales mostraron un autobús aparentemente acribillado a balazos y manchado de sangre, y en el suelo podían verse ropas y zapatos tirados.

Nadie se atribuyó el ataque, que se produjo en vísperas del mes sagrado del Ramadán y tras una serie de atentados con bomba obra de Estado Islámico.

Los líderes musulmanes condenaron los asesinatos. El gran imán de al-Azhar, un centro de enseñanza islámico egipcio de 1.000 años de antigüedad, aseguró que el ataque busca desestabilizar al país.

"Pido a los egipcios que se unan frente a este brutal terrorismo", dijo Ahmed al-Tayeb desde Alemania, donde estaba de visita. El Gran muftí de Egipto, Shawki Allam, condenó a los autores del ataque como traidores.

La Iglesia Copta dijo que había recibido la noticia de la muerte de sus "mártires" con dolor y pena. Los cristianos coptos, cuyo culto data de hace casi 2.000 años, representan alrededor del 10 por ciento de la población de Egipto, que alcanza los 92 millones.

El ataque ocurrió en la carretera que lleva al monasterio de San Samuel el Confesor, en la provincia de Minya, donde hay una importante minoría cristiana. Un portavoz del Ministerio del Interior afirmó que los atacantes llegaron en tres vehículos todoterreno.

(Reporte de Omar Fahmy y Mohamed Abdellah, escrito por Giles Elgood; editado en español por Rodrigo Charme y Javier Leira)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters