Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Soldados junto a unos vehículos militares a las afueras de Harare, nov 14,2017. REUTERS/Philimon Bulawayo

(reuters_tickers)

Por MacDonald Dzirutwe

HARARE (Reuters) - (Añade detalles, contexto y reacción de Reino Unido; agrega autor y cambia procedencia)

Por MacDonald Dzirutwe

HARARE, 15 nov (Reuters) - El Ejército de Zimbabue tomó el poder en el país el miércoles, asegurando que su objetivo son los "criminales" que rodean al presidente Robert Mugabe, el único gobernante que ha conocido la nación en sus 37 años de independencia.

Los soldados tomaron el control de la emisora estatal. Vehículos blindados bloqueaban las calles que conducen a las principales oficinas gubernamentales, al parlamento y los tribunales en el centro de Harare. La atmósfera en la capital permanecía en calma.

Los militares dijeron que Mugabe y su familia están a salvo. El mismo Mugabe habló por teléfono con el presidente de Sudáfrica, Jacob Zuma, y le dijo que está confinado en su casa pero bien, de acuerdo a un comunicado difundido por el Gobierno sudafricano.

No quedó claro de inmediato si el aparente golpe militar pondrá fin de manera formal al gobierno de Mugabe. El principal objetivo de los generales parece ser evitar que la esposa de Mugabe, Grace, de 52 años, le suceda en el poder.

No obstante, permanezca o no en el cargo, es probable que signifique el fin del dominio total de Mugabe, el último de la generación de fundadores de estados africanos aún en el poder.

Mugabe, considerado todavía por muchos africanos como un héroe anticolonial, es despreciado en Occidente por su desastroso manejo de la economía y su habitual recurso a la violencia para mantener el poder.

La semana pasada sumió a Zimbabue en una nueva crisis política al destituir a su vicepresidente y probable sucesor. Los generales creen que la decisión busca allanar el camino para que Grace Mugabe asuma el poder y anunciaron el lunes que estaban preparados para "actuar" si no acababan las purgas de sus aliados. [ID:nL1N1NL08W]

El secretario de Relaciones Exteriores de Reino Unido, Boris Johnson, afirmó en el Parlamento británico que "no sabemos si esto significa la caída de Mugabe o no". Agregó, asimismo, que "nadie quiere que haya una transición simplemente de un tirano no electo al siguiente. Nadie quiere ver eso. Queremos ver elecciones apropiadas, libres y justas".

(Reporte adicional de Ed Cropley, James Macharia y Joe Brock en Johannesburgo; Escrito por James Macharia; Editado en Español por Ricardo Figueroa)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters