Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una columna de humo se levanta sobre la ciudad durante enfrentamientos entre las fuerzas iraquíes y milicianos del Estado Islámico en Mosul, Irak. 25 de marzo, 2017. El Ejército de Irak dijo el domingo que se recuperaron 61 cadáveres desde un edificio que colapsó donde el Estado Islámico había puesto trampas explosivas en el oeste de Mosul, pero no hay señales de que la construcción haya sido blanco de un ataque aéreo de la coalición liderada por Estados Unidos. REUTERS/Khalid al Mousily

(reuters_tickers)

MOSUL, Irak (Reuters) - El Ejército de Irak dijo el domingo que se recuperaron 61 cadáveres desde un edificio que colapsó donde el Estado Islámico había puesto trampas explosivas en el oeste de Mosul, pero no hay señales de que la construcción haya sido blanco de un ataque aéreo de la coalición liderada por Estados Unidos.

El comunicado del Ejército discrepa de reportes de testigos y funcionarios locales que dijeron que hasta 200 cadáveres habían sido retirados desde el edificio después de un ataque de la coalición la semana pasada dirigido contra milicianos y equipamiento del Estado Islámico en el distrito de Jadida.

Lo que ocurrió el 17 de marzo aún no está claro y es difícil confirmar los detalles, en momentos en que las fuerzas iraquíes combaten con el Estado Islámico para recapturar partes densamente pobladas de la mitad occidental de la ciudad de Mosul, el último bastión del grupo miliciano en Irak.

Las fuerzas iraquíes atacaron con helicópteros el domingo posiciones de milicianos, en un enfrentamiento que incluyó disparos y cohetes, en torno a la mezquita Nuri en el oeste de Mosul, donde el líder del Estado Islámico declaró su califato hace casi tres años.

Un agente de la policía federal dijo que habían matado a un miliciano con un chaleco bomba que intentó infiltrarse en sus posiciones e intercambiaron disparos con otros dos combatientes.

En el extremo norte de Mosul, divisiones de las Fuerzas Armadas iraquíes entraron a la fábrica de cemento Badush, lugar donde se habían refugiado los milicianos, dijo el teniente coronel Ali Jassem de la Novena división armada. Las unidades de las Fuerzas Armadas están revisando las aldeas al norte.

Mientras continúan los combates, el incidente de Jadida subraya la complejidad de la campaña en el oeste de Mosul, donde los milicianos se ocultan entre familias y las utilizan como escudos, poniendo en riesgo a medio millón de personas que aún permanecen atrapadas en zonas controladas por el Estado Islámico.

Miles han huido de Mosul y funcionarios de la coalición y del gobierno chií de Irak temen que se produzcan incidentes que podrían enajenar a los residentes de la ciudad de mayoría suní y fomentar el tipo de tensiones sectarias que ayudaron al auge del Estado Islámico.

La coalición liderada por Estados Unidos que apoya a las fuerzas iraquíes dijo el sábado que realizó un ataque contra milicianos y equipos del Estado Islámico en el área donde se reportaron las muertes y que estaba investigando lo ocurrido. No dio cifras de fallecidos ni detalles de sus objetivos.

(Reporte de oficina Bagdad; Escrito por Patrick Markey; Editado en Español por Ricardo Figueroa)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters