Navigation

Ejército ucraniano intensifica ataques contra rebeldes en Donetsk

Nueve civiles murieron durante un nuevo enfrentamiento entre fuerzas del Gobierno y los separatistas prorrusos alrededor de las ciudades de Luhansk y Donetsk en el este de Ucrania, dijeron las autoridades locales el domingo. En la imagen, soldados ucranianos se cubren tras disparar un cañón durante una operación militar contra separatistas prorrusos cerca de Pervomaisk, en la región de Luhansk, el 2 de agosto de 2014. REUTERS/Maks Levin reuters_tickers
Este contenido fue publicado el 03 agosto 2014 - 18:14

Por Maria Tsvetkova

DONETSK (Reuters) - Separatistas prorrusos combatían el domingo para controlar un avance de las fuerzas gubernamentales ucranianas en las afueras de Donetsk, el principal bastión de los rebeldes en el este del país.

Los bombardeos de las tropas ucranianas, algunos a campos de girasoles fuera de la ciudad industrial, mataron a seis personas el fin de semana, además de incendiar edificios y dejar cráteres en caminos, dijeron funcionarios municipales.

El Ejército casi ha rodeado la otra gran ciudad rebelde, Lugansk, donde tres civiles murieron en los últimos combates, y está estrechando el cerco sobre Donetsk.

Los combates han aumentado desde el derribo de un avión comercial malasio en territorio controlado por los rebeldes el 17 de julio. Ambas partes se culpan por la muerte de las 298 personas que viajaban en él y las relaciones entre Rusia y potencias occidentales se están deteriorando rápidamente.

El secretario de Relaciones Exteriores británico, Philip Hammond, hizo un llamado al presidente ruso Vladimir Putin para que convenza a los rebeldes a terminar el conflicto y para que asegure que no dificulten las tareas de expertos para recuperar restos humanos del avión de Malaysia Airlines.

"Es una abominación inexpresable que a dos semanas del derribo aún haya cuerpos sin recuperar en el lugar y que los rusos no hayan usado su influencia sobre los separatistas", dijo Hammond al diario Sunday Telegraph.

Putin ha negado que haya armado a los rebeldes u orquestado las acciones en Ucrania desde que un presidente cercano a Moscú fue destituido en febrero.

El presidente ruso acusa a Occidente de tratar de "contener" a Rusia, usando una expresión de la época de la Guerra Fría para sugerir que Estados Unidos busca reducir la influencia global de Moscú.

SANCIONES A RUSIA

Un portavoz militar de Ucrania en Kiev dijo que el Ejército ha recapturado tres cuartos del territorio que llegaron a controlar los rebeldes, en las autoproclamadas "repúblicas populares" de Lugansk y Donetsk.

Un periodista de Reuters en el centro de Donetsk dijo que el bombardeo resonó durante la noche y testigos dijeron que varios edificios se incendiaron en el distrito de Petrovsky, incluyendo una escuela. El olor del humo se extendió por el centro de la ciudad.

Muchos residentes de Lugansk, cerca de la frontera con Rusia, no tienen electricidad y algunos no disponen de agua, dijo la oficina de prensa de la administración local.

El Ejército ucraniano dijo que no había sufrido bajas en el último enfrentamiento.

Los esfuerzos diplomáticos por terminar el conflicto, en el cual han muerto más de 1.100 personas, según Naciones Unidas, se han estancado.

Estados Unidos y la Unión Europea han impuesto sanciones a Rusia por su papel en Ucrania, pero afirman que Putin no ha hecho nada por mostrar que está cambiando su política.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo después de conversar telefónicamente con Putin el viernes que "a veces la gente no siempre actúa racionalmente".

Expertos forenses holandeses y australianos lograron llegar al sitio donde cayó el vuelo MH17 de Malaysia Airlines en tres días consecutivos y han recuperado la mayor parte de los restos humanos para enviar de vuelta a Holanda, para ser sometidos a exámenes forenses.

Estados Unidos dice que separatistas probablemente derribaron el Boeing 777 por error con un misil suministrado por Rusia, pero Moscú niega la acusación y acusa a Kiev por el desastre.

Entre las víctimas había 196 holandeses, 27 australianos y 43 malasios.

(Reporte adicional de Natalia Zinets en Kiev; escrito por Timothy Heritage. Traducido por la Redacción de Madrid/Mesa Santiago. Editado por Javier López de Lérida y Patricio Abusleme vía Mesa Santiago)

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.