Por Luis Jaime Acosta

BOGOTÁ, 30 oct (Reuters) - La derrota del partido de Gobierno y del líder de izquierda Gustavo Petro en las elecciones locales y regionales de Colombia reflejan el cansancio de los electores con la polarización política que ha marcado el país sudamericano en los últimos años, dijeron analistas.

Las coaliciones de fuerzas políticas locales y regionales ganaron la mayoría de gobernaciones y alcaldías de las ciudades capitales en los comicios del fin de semana, en el que se destacaron los triunfos de candidatos independientes y progresistas de centro izquierda frente al partido Centro Democrático que lidera el expresidente Álvaro Uribe.

"Los electores votaron en contra de los extremos. Están cansados tanto de Uribe como de Petro que se ganaron una derrota tremenda", dijo a Reuters Joshua Mitrotti, director de asuntos públicos de la consultora FTI Consulting.

"El partido de Gobierno sufrió un revés por sus escasos resultados", explicó Mitrotti al asegurar que el presidente Iván Duque tiene bajos índices de popularidad y la mayoría de colombianos percibe que aún logra concretar sus programas.

El triunfo de las alianzas también fue considerado como una señal de la debilidad de los partidos políticos tradicionales frente a electores que apoyaron a candidatos desmarcados de la disputa entre la derecha y la izquierda como sucedió en las elecciones presidenciales de 2018 cuando Duque venció a Petro.

Las coaliciones obtuvieron 25 de las 32 gobernaciones en unos comicios en los que el Partido de Gobierno únicamente ganó sin alianzas dos y fue derrotado en Antioquia, uno de los bastiones electorales del expresidente Uribe.

En las 32 ciudades capitales el Centro Democrático no obtuvo ningún triunfo, mientras que las coaliciones ganaron 15 alcaldías.

HUMILDE DERROTA

"Perdimos, reconozco la derrota con humildad, La lucha por la democracia no tiene fin", escribió en su cuenta de Twitter Uribe.

Petro perdió su apuesta más importante, la alcaldía de Bogotá en donde su candidato Hollman Morris ocupó el tercer lugar con 440.000 votos, muy por debajo de los 1,88 millones de sufragios que logró en la capital colombiana el líder de izquierda en la segunda vuelta de la elección presidencial.

Para el analista Ariel Ávila de la Fundación Paz y Reconciliación el triunfo de las coaliciones les permitió a los clanes políticos locales y regionales mantener el poder y quedar en buena posición para las elecciones legislativas y presidenciales de 2022.

"Las élites regionales van a jugar muy duro por las presidenciales en el 2022 porque les fue muy bien, ganaron", sostuvo Ávila quien destacó el avance de fuerzas progresistas en algunas gobernaciones y alcaldías como la de Bogotá, en donde fue elegida Claudia López.

Aunque las fuerzas políticas tomaron posiciones para los comicios de 2022, el triunfo de las coaliciones no garantiza una buena gestión de los gobernantes elegidos, dijo Mitrotti quien sostuvo que muchas alianzas se hicieron solo para acceder al poder sin representar una plataforma ideológica o de gobierno.

Mitrotti advirtió que, si los candidatos elegidos no logran demostrar que son capaces de resolver los problemas básicos de la ciudadanía como el acceso a la educación, a la salud, mejorar la seguridad y el transporte, el país resultará nuevamente polarizado entre derecha e izquierda en las elecciones de 2022.

Los colombianos eligieron 1.101 alcaldes, 32 gobernadores, más de 12.000 concejales, 400 diputados y 6.800 ediles entre más de 116.000 candidatos con una participación que supero el 50% de los 36,6 millones de electores habilitados, según la Registraduría Nacional.

(Reporte de Luis Jaime Acosta, Editado por Juana Casas)

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes