Reuters internacional

Un policía federal iraquí dispara su rifle contra posiciones de Estado Islámico en el distrito de Bab al Jadid, en la Ciudad Vieja de Mosul, Irak. 26 marzo 2017. El Ejército iraquí lanzó el domingo un nuevo ataque contra Estado Islámico en la Ciudad Vieja de Mosul, dijeron responsables militares, intentando romper el estancamiento en los intentos por apoderarse del último bastión de los militantes islamistas. REUTERS/Youssef Boudlal

(reuters_tickers)

BAGDAD (Reuters) - El Ejército iraquí lanzó el domingo un nuevo ataque contra Estado Islámico en la Ciudad Vieja de Mosul, dijeron responsables militares, intentando romper el estancamiento en los intentos por apoderarse del último bastión de los militantes islamistas.

Mosul, la segunda ciudad más grande de Irak, fue capturada por los combatientes musulmanes suníes en 2014, pero las fuerzas gubernamentales han retomado gran parte de la población durante una operación de seis meses de duración.

Sin embargo, el avance apenas ha progresado en un mes, ya que los militantes aguantan en la Ciudad Vieja del oeste de Mosul, densamente poblada, donde los tanques y los vehículos pesados ​​no pueden entrar por sus calles estrechas.

La policía federal de Irak se adentró 200 metros en la Ciudad Vieja, acercándose a la mezquita de Al-Nuri, según un comunicado. Este lugar es altamente simbólico, ya que fue allí donde el líder del Estado islámico Abu Bakr al-Baghdadi se declaró jefe de un autoproclamado califato.

Un capitán de la policía federal dijo que el avance del domingo había comenzado a primera hora de la mañana, con tropas que luchaban contra los militantes casa por casa.

"Las motocicletas suicidas de Daesh son ahora su arma preferida dentro de la Ciudad Vieja", dijo, usando un nombre despectivo para el Estado Islámico. "Tenemos que vigilar cada casa para evitar a los atacantes en motos llenas de explosivos".

Las fuerzas gubernamentales iraquíes, respaldadas por asesores, artillería y apoyo aéreo estadounidense, han despejado el este y la mitad occidental de Mosul y ahora se centran en la Ciudad Vieja.

Unas 400.000 personas están atrapadas en la Ciudad Vieja, mientras que más de 300.000 han huido de los combates desde que comenzara la operación en octubre, dijeron fuentes militares.

(Reporte de Ahmed Rasheed e Isabel Coles; escrito por Ilf Laessing; editado en español por la Redacción de Madrid)

Reuters

 Reuters internacional