Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Foto de archivo - El Papa Francisco reunido con el jefe Ahmed Mohamed al-Tayeb (derecha), el Gran Imán de al-Azhar Mosque, en El Vaticano, 23 de mayo de 2016. REUTERS/Max Rossi/File Photo

(reuters_tickers)

Por Philip Pullella

CIUDAD DEL VATICANO (Reuters) - El Papa Francisco espera enmendar los lazos con los musulmanes en su viaje a Egipto el viernes, pero enfrenta duras críticas de conservadores de la Iglesia por reunirse con líderes religiosos islámicos tras una serie de mortales ataques contra cristianos.

En un mensaje de video al pueblo de Egipto, Francisco dijo el martes que el mundo ha sido "desgarrado por la violencia ciega, que también ha golpeado el corazón de vuestra querida tierra" y añadió que espera que el viaje pueda ayudar a la paz y al diálogo interreligioso.

La seguridad es una de las preocupaciones principales menos de tres semanas después de que 45 personas murieron en ataques contra iglesias cristianas coptas en Alejandría y Tanta, reivindicados por el grupo insurgente Estado Islámico, en el Domingo de Ramos.

El Papa se reunirá con el presidente Abdel Fattah al-Sisi; con el jeque Ahmed al-Tayeb, el Gran Imán de al-Azhar, el centro de teología y conocimiento islámico suní más influyente del mundo; y con el Patriarca Tawadros II, líder de la Iglesia Copta Cristiana.

Una de las razones del viaje es intentar fortalecer las relaciones con el centro Azhar, de 1.000 años de antigüedad, que fueron interrumpidas por el lado musulmán en 2011 debido a lo que dijo fueron repetidos insultos contra el islam por parte del predecesor de Francisco, el Papa Benedicto.

Las relaciones con el centro fueron retomadas el año pasado luego de que Tayeb visitó el Vaticano. Tayeb, considerado como uno de los clérigos más moderados de Egipto, ha condenado a Estado Islámico y a sus prácticas de declarar a otros como apóstatas e infieles como un pretexto para una yihad violenta.

El Vaticano dice que Francisco, quien denuncia la idea de la violencia en nombre de Dios, está convencido de que el diálogo entre cristianos y musulmanes es más importante ahora que nunca. Asesores papales dicen que un moderado como Tayeb sería un importante aliado para condenar al islam radical.

En el mensaje del martes, Francisco dijo que esperaba que el viaje fuera "un mensaje de fraternidad y de reconciliación para todos los hijos de Abrahán, de manera particular para el mundo islámico, en el que Egipto ocupa un lugar destacado" y "contribuya eficazmente al diálogo interreligioso con el mundo islámico".

(Reporte adicional de Lin Noueihed en El Cairo, editado en español por Patricia Avila)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters