Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El ex multimillonario brasileño Eike Batista llega a la prisión de Ary Franco en Río de Janeiro. 30 de enero de 2017. Batista, que alguna vez fue el hombre más rico del país, fue detenido el lunes por la policía federal, acusado de sobornar a un ex gobernador. REUTERS/Ueslei Marcelino

(reuters_tickers)

SAO PAULO (Reuters) - El empresario Eike Batista, alguna vez el hombre más rico de Brasil, viajó el lunes a Río de Janeiro y fue detenido por la policía federal en relación a unos cargos que incluyen un presunto soborno de 16 millones de dólares a un ex gobernador, informó el lunes la cadena de televisión Globo.

Batista, que se convirtió en el rostro del auge registrado por las materias primas en Brasil hace algún tiempo, era buscado desde la semana pasada por la policía brasileña, que allanó su mansión en Río de Janeiro y confiscó sus vehículos de lujo como parte de su investigación por sobornos.

El empresario de 60 años, que hace cinco años tenía una fortuna de 30.000 millones de dólares y era considerado como una de las 10 personas más ricas del mundo, llegó desde Nueva York a bordo de un vuelo de American Airlines al aeropuerto internacional de Río justo después de las 10.00 hora local (1200 GMT).

Desde la operación policial de la semana pasada, un juez brasileño lo declaró fugitivo y pidió añadir su nombre a la lista de personas buscadas por la Interpol, según la agencia policial internacional.

"Estoy regresando para responder ante los tribunales, como es mi deber", dijo Batista en una breve entrevista con Globo en el Aeropuerto Internacional John F. Kennedy de Nueva York. "Es el momento de que aclare esto".

Batista dijo a Globo que nunca tuvo la intención de huir y que se encontraba en Nueva York por negocios. El empresario se negó a responder a la pregunta de un periodista sobre si consideraba culpable o inocente.

El abogado de Batista, Fernando Martins, dijo a Reuters que aún no sabía a qué prisión sería trasladado su cliente.

Los presos con un título universitario, que Batista no tiene, por lo general son separados del resto de la población penal en el caótico sistema penitenciaro de Brasil, que ha sido golpeado por una serie de motines este año.

(Reporte de Pedro Fonseca. Editado en español por Janisse Huambachano y Rodrigo Charme)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters