Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Los trabajadores se sientan junto a bolsas de azúcar en la fábrica de San Francisco Ameca en la ciudad de Ameca, Jalisco, México. 18 de febrero 2011. La cámara azucarera de México dijo el lunes que si Estados Unidos impone aranceles al azúcar mexicana pedirá frenar la entrada de fructosa estadounidense al país, mientras los gobiernos han dicho que iniciarán un diálogo por un nuevo acuerdo. REUTERS/Alejandro Acosta/Files

(reuters_tickers)

Por Adriana Barrera

CIUDAD DE MÉXICO (Reuters) - La fructosa estadounidense vería frenada su entrada al mercado de México sólo si no se llega a un arreglo sobre el ingreso de azúcar mexicano a Estados Unidos en negociaciones sobre el comercio de edulcorantes entre ambos países, dijo el lunes el jefe de los industriales azucareros mexicanos.

El secretario de Economía de México, Ildefonso Guajardo, y el de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, anunciaron el viernes el reinicio de las negociaciones de los llamados "acuerdos de suspensión", firmados a finales del 2014 y que regulan las exportaciones de azúcar mexicana.

El jefe de la cámara azucarera mexicana, Juan Cortina, dijo que tras el anuncio de Guajardo y Ross no se ha fijado aún una fecha para retomar las negociaciones y que industriales estadounidenses había solicitado al Gobierno de Donald Trump cancelar los "acuerdos de suspensión".

Ante esto, advirtió que si se cierra el acceso al azúcar mexicana a Estados Unidos, la industria mexicana pedirá que se cancele la entrada a la fructosa de ese país.

"La fructosa está en juego si nos cancelan el acceso al mercado americano. Si no llegamos a un acuerdo y nos ponen aranceles al azúcar mexicana", dijo Cortina en conferencia de prensa.

"La fructosa entra a México sin ningún tipo de restricción en cantidades, en calidades; inclusive la fructosa viene a sustituir consumo de azúcar refinada en nuestro país", añadió.

El anuncio sobre el reinicio de las discusiones sobre el azúcar se da después de que México canceló permisos de exportación a Estados Unidos ante una equivocada interpretación de los "acuerdos de suspensión" por parte del Departamento de Comercio y que involucró a entre 100,000 y 120,000 toneladas.

Ambos países estaban en conversaciones para renegociar los acuerdos, pero éstas se suspendieron al concluir el Gobierno de Barack Obama en enero.

El comercio de edulcorantes ha sido un tema de gran controversia en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). Desde hace tiempo, algunos empresarios en México piden que se frene a la fructosa con o sin "acuerdos de suspensión", pues aseguran que compite deslealmente en el mercado mexicano.

"¿Por qué razón debemos permitir un producto con dumping cuando somos superavitarios en la producción de azúcar?", dijo a Reuters Enrique Bojórquez, presidente de Sucroliq, fabricante de azúcar líquida.

"Seguiremos insistiendo con nuestras autoridades para que detenga la importación de jarabe de maíz (fructosa) a precios de dumping porque (...) causa un grave daño a la economía de México", añadió.

¿MENOS AZÚCAR REFINADA?

Los acuerdos del 2014 enfriaron una guerra comercial, pero acabaron también con el libre acceso del azúcar mexicana a Estados Unidos a través de la fijación de precios mínimos, cupos y tipos de azúcar que las fábricas mexicanas pueden enviar.

Parte de la disputa entonces se debió a la cantidad de azúcar refinada que México estaba enviando a Estados Unidos, algo que refinadores de ese país combatieron con fuerza. En los acuerdos se estableció que el 53 por ciento del cupo anual total de México sería refinada y el restante, azúcar cruda o estándar.

Cortina dijo que estarían dispuestos a ceder en la cantidad de refinada en aras de alcanzar un pacto.

"Seguramente el acuerdo va a traer provisiones que le den tranquilidad a las refinerías americanas de que el porcentaje que se vaya de azúcar cruda ellas tengan más posibilidades de que les llegue", dijo Cortina.

"Definitivamente en la parte de refino (refinación) vamos a poder ceder un poco en el porcentaje que mandamos para privilegiar un acuerdo", agregó.

Estados Unidos y México junto con Canadá se encaminan a una renegociación del TLCAN, impulsada por el presidente Trump, y el azúcar será un tema clave en esas conversaciones.

(Reporte de Adriana Barrera; escrito por Anahí Rama; editado por Carlos Serrano)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters