26 nov (Reuters) - La italiana Enel, la mayor firma de servicios de electricidad de Europa, dijo el martes no ve con gran preocupación la agitación social surgida en varios países de Latinoamérica, aunque no prevé adquisiciones significativas por ahora.

El grupo indicó que sigue adelante en el proceso para elevar su participación en Enel Américas en un 5% desde el actual 58%. La filial gestiona activos de generación, transmisión y distribución eléctrica en Argentina, Brasil, Colombia, Chile y Perú.

Las crisis sociales se han agudizado en las últimas semanas en la región. Chile, donde Enel Américas tiene operaciones de bolsa, ha sufrido intensas protestas en el último mes que han dejado decenas de muertos, mientras que en Colombia murió esta semana otra persona en violentos disturbios.

El grupo indicó tiene intención de evaluar compras minoritarias en empresas de Colombia, aunque no ofreció más detalles.

Enel anunció al presentar su nuevo plan de negocios que desembolsará 32.000 millones de dólares al 2022 para instalar 4.700 megavatios de capacidad de energía limpia por año, con el objetivo de reducir los suministros basados en carbón al 61%.

La compañía ha dicho que enfocará buena parte de su inversión en energías renovables para terminar con la energía a base de carbón en sus plantas de Italia, España y Chile.

(Reporte de Stephen Jewkes. Escrito por Marion Giraldo vía Mesa de edición en Santiago de Chile)

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes