RÍO DE JANEIRO (Reuters) - En las calles de Río de Janeiro se desataron enfrentamientos el domingo cuando un grupo de aficionados del equipo local de fútbol Flamengo, que se habían reunido en el centro de la ciudad para recibir a los jugadores luego de ganar la Copa Libertadores, se enfrentaron con la policía.

Decenas de miles de hinchas de Flamengo habían acudido a un desfile, entusiasmados por el primer título que obtiene el equipo en 38 años en la mayor competencia de clubes sudamericanos. Pero hacia el cierre de la tarde comenzaron las peleas entre la policía y los aficionados, según imágenes de TV.

La causa de los enfrentamientos no estaba inmediatamente clara. Los hinchas lanzaron pedradas y botellas contra la policía, que respondió con gases lacrimógenos y balas de goma.

El incidente marcó un final desafortunado para un evento pacífico y alegre. La victoria 2-1 de Flamengo sobre el argentino River Plate en Lima el sábado levantó el espíritu de Río y de todo Brasil, alicaído por años de altas tasas de delito, escándalos de corrupción y desempleo en aumento.

(Reporte de Gabriel Stargardter; traducido en español por Gabriel Burin)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes