Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La ilustración de un artista muestra el agujero negro supermasivo más distante jamás descubierto, que es parte de un cuásar de tan solo 690 millones de años después del Big Bang, se muestra en esta ilustración publicada el 6 de diciembre de 2017. Cortesía Robin Dienel / Carnegie Institution for Science

(reuters_tickers)

Por Will Dunham

WASHINGTON (Reuters) - El agujero negro más antiguo y distante jamás observado -que tiene 800 millones de veces más masa que el Sol- está dando a los científicos algunas sorpresas sobre la naturaleza del Universo cuando, en escala cósmica, era un niño dando sus primeros pasos.

Astrónomos dijeron el miércoles que el agujero negro, localizado al centro de un objeto celeste muy luminoso llamado cuásar, se ubica a 13.100 millones de años luz de la Tierra. La luz del cuásar detectada por los investigadores data de unos 690 millones de años, después del "Big Bang" que creó el Universo, cuando el cosmos era sólo un 5 por ciento de su edad actual.

"Entonces, si el Universo fuera una persona de 50 años, estamos viendo una foto de esa persona cuando tenía dos años y medio", comentó el astrónomo Eduardo Bañados, del Carnegie Institution for Science, que lideró la investigación publicada en la revista Nature.

"Cuando miramos a distancias más lejanas, también estamos mirando atrás en el tiempo" debido al tiempo que le toma a la luz viajar a través del Universo, agregó Bañados. Eso significa que el objeto se remonta a 13.100 millones de años. Comparativamente, la tierra tiene unos 4.500 millones de años.

El cuásar detectado recientemente, designado J1342+0928, existió durante un cambio fundamental en la naturaleza del Universo primigenio, cuando estaba saliendo de sus "eras oscuras", sin emisión de luz, en una época de luminosidad, cuando la gravedad condensó la materia en sus primeras estrellas.

"Este objeto nos provee con una medida del tiempo en que el Universo fue iluminado por primera vez con la luz de las estrellas", comentó otro investigador, el profesor de física Robert Simcoe del Kavli Institute for Astrophysics and Space Research del Massachusetts Institute of Technology.

Hallar un agujero negro tan grande que existía tan temprano en la historia del Universo sorprendió a los investigadores. Su mera existencia en ese momento del tiempo desafía a las ideas actuales sobre la formación y crecimiento de dichos objetos, afirmaron los investigadores.

"El Universo está lleno de sorpresas", sostuvo Bañados.

Los cuásares, impulsados por gases que giran a alta velocidad en un enorme agujero negro, son conocidos por habitar en el centro de ciertas galaxias y a veces opacan todas las estrellas en esas galaxias.

En los agujeros negros, la gravedad tiene tanta fuerza que ni siquiera la luz puede escapar. Se ha observado al agujero negro descubierto devorando material al centro de la galaxia.

El objeto fue estudiado usando telescopios en Chile y Hawái y el Wide-field Infrared Survey Explorer (WISE) de la NASA, en órbita.

(Editado en español por Patricio Abusleme)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters