Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Imagen de archivo de un ensayo del misil norcoreano Pukguksong-2 realizado en presencia del líder Kim Jong Un. 11 febrero 2017. El último ensayo de un motor para cohetes de Corea del Norte reveló un progreso "significativo", dijo el lunes Corea del Sur, mientras que un analista dijo que fue un avance peligroso hacia el objetivo de Pyongyang de desarrollar un cohete que pueda alcanzar a Estados Unidos. KCNA/Handout via Reuters

(reuters_tickers)

Por Ju-min Park

SEÚL (Reuters) - El último ensayo de un motor para cohetes de Corea del Norte reveló un progreso "significativo", dijo el lunes Corea del Sur, mientras que un analista dijo que fue un avance peligroso hacia el objetivo de Pyongyang de desarrollar un cohete que pueda alcanzar a Estados Unidos.

La agencia de noticias norcoreana KCNA dijo el domingo que el motor contribuirá a que el país logre una capacidad de lanzamiento de satélites de clase mundial, lo que indica que es probable que el ensayo fuera de un nuevo tipo de motor para misiles de largo alcance.

El anuncio de la prueba vino en momentos que el secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, se encontraba en Pekín al final de su primera visita a Asia, para sostener unas discusiones dominadas por la inquietud sobre los programas nucleares y de misiles de Corea del Norte.

"A través de esta prueba, se comprueba que la función del motor ha hecho un avance significativo, pero se necesita un análisis más detallado para conocer el impulso exacto y sus posibles usos", dijo Lee Jin-woo, portavoz adjunto del Ministerio de Defensa de Corea del Sur, en una rueda de prensa habitual.

Lee dijo que la prueba contó con un motor principal apoyado por cuatro motores suplementarios.

Sin embargo, no ofreció más detalles sobre el avance que reveló la prueba, ni hizo comentarios sobre si el motor podría ser utilizado para un misil balístico intercontinental, diciendo que el Ejército surcoreano está llevando a cabo un análisis.

Un analista surcoreano dijo que la prueba era un mal presagio.

"Este fue un ensayo general para el cohete de primera etapa de un misil balístico intercontinental, y es por eso que fue peligroso", dijo KimDong-yub, analista del Institute for Far Eastern Studies de Seúl.

(Reporte de Ju-min Park y Jack Kim. Editado en español por Carlos Aliaga)

Reuters