Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Imagen de archivo de un mural en recuerdo a las víctimas del atentado terrorista de 1994 contra la mutual judía AMIA en Buenos Aires, ene 21, 2015. La Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), que en 1994 fue víctima del peor atentado terrorista que sufrió el país, dijo el jueves que evacuó una de sus sedes en Buenos Aires tras recibir una amenaza de bomba. REUTERS/Marcos Brindicci

(reuters_tickers)

BUENOS AIRES (Reuters) - La Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), que en 1994 fue víctima del peor atentado terrorista que sufrió el país, dijo el jueves que evacuó una de sus sedes en Buenos Aires tras recibir una amenaza de bomba.

La amenaza ocurrió un día después de que se cumplieran dos años de la muerte aún no esclarecida del fiscal Alberto Nisman, quien había denunciado a la ex presidenta Cristina Fernández por encubrimiento de los autores del atentado contra la AMIA, que dejó 85 personas muertas.

La amenaza contra la entidad ocurrió horas después de que se reportaran 27 llamadas similares contra instituciones judías en Estados Unidos.

La entidad informó que la policía realizó una revisión del edificio, que se encuentra a metros de la sede que fue objeto del atentado terrorista de 1994, pero no halló ningún explosivo.

"El hecho de haber sido elegida como blanco del terrorismo internacional (...) obliga a esta institución a demandar los mayores niveles de seguridad y prevención, y prestar máxima atención a este tipo de provocaciones destinadas a sembrar alarma y temor", dijo la AMIA en un comunicado.

(Reporte de Eliana Raszewski; Editado por Ricardo Figueroa)

Reuters