Por Nelson Bocanegra y Julia Symmes Cobb

BOGOTÁ, 23 nov (Reuters) - Miles de manifestantes regresaron el sábado a las calles de la capital de Colombia, en el tercer día de protestas contra las políticas económicas y sociales del Gobierno del presidente Iván Duque, después del toque de queda que rigió la noche del viernes por los disturbios y saqueos en diferentes zonas de la ciudad.

Grupos de personas, principalmente jóvenes, fueron dispersados ​​por gases lacrimógenos, mientras vídeos en las redes sociales mostraron al menos a un manifestante gravemente herido recibiendo técnicas de reanimación por parte de médicos arrodillados cerca de lo que parecía ser sangre.

En algunas vías en el sur de la capital de más de siete millones de habitantes transitaron caravanas de vehículos blindados del Ejército, así como soldados y policías en motocicletas, mientras algunos conductores de automóviles hicieron sonar sus bocinas y levantaron sus brazos en respaldo a los patrullajes.

Cientos de personas se agruparon en la plaza de Bolívar, frente al Congreso y a escasos metros de la sede de la Presidencia y otras más se tomaban una de las principales calles gritando y golpeando cacerolas, aunque las multitudes parecían ser más pequeñas que las del jueves y el viernes, según un testigo de Reuters.

"Estoy en contra de la represión, del abuso, de la agresión y el maltrato que nos está dando el Gobierno", dijo Claudia Rojas, una pensionada de 55 años. "Pero más que todo estoy en contra de las reformas laborales, pensionales y de salud".

Más temprano Duque entregó un parte de tranquilidad, pero anunció que se mantendrán las medidas de seguridad para evitar actos vandálicos como los que ocurrieron el viernes, que derivaron en cientos de personas detenidas y saqueos en varios sectores de Bogotá y en enfrentamientos con la policía.

A su turno, el alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, advirtió que si bien se ha recuperado la actividad normal en la mayor parte de la ciudad, existe el interés de mantener el desorden.

"Tenemos que prepararnos para un esfuerzo largo, yo los invito a que tengan paciencia, a que tengan resistencia porque aquí vienen días duros y difíciles", dijo el mandatario local.

"Aquí no se trata de unos jóvenes que están llevando a cabo manifestaciones espontáneas, aquí hay un complot, aquí hay una organización de alto nivel, aquí hay unos politiqueros interesados en desestabilizar el país", afirmó.

Las protestas del viernes se dieron luego de que el excandidato presidencial izquierdista Gustavo Petro y otros líderes llamaron a otra manifestación, tras las primeras marchas del jueves, las más grandes que ha enfrentado el Gobierno de Duque desde que asumió su cargo hace 15 meses.

La jornada de manifestaciones en Colombia se presenta en medio del agitado panorama social y político registrado en otras capitales de América Latina, como Santiago, La Paz y Quito.

(Reporte de Nelson Bocanegra y Julia Symmes Cobb, reporte adicional de Luisa Fernanda González. Editado por Juana Casas)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes