Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El vicepresidente de Ecuador, Jorge Glas, brinda una conferencia de prensa en Quito, Ecuador, 21 de agosto, 2017. REUTERS/Daniel Tapia

(reuters_tickers)

Por Alexandra Valencia

QUITO (Reuters) - El vicepresidente de Ecuador, Jorge Glas, dijo el martes que la fiscalía del país no tiene evidencia en su contra para sostener que participó en un esquema de sobornos de la empresa brasileña Odebrecht, y aseguró que buscará demostrarlo en un juicio.

Glas, un ingeniero de 47 años que fue relevado en sus funciones cotidianas este mes por el presidente Lenín Moreno por una supuesta falta de lealtad al Gobierno, es investigado por su presunta participación en el caso Odebrecht y no podrá salir del país mientras dura la investigación.

"Confío en la institucionalidad del país, pero debo decir también que la fiscalía está cediendo ante la presión mediática y la presión de los actores de oposición", comentó Glas en una entrevista con Reuters en su despacho.

Glas dijo que la decisión de la fiscalía "tiene claros vicios de ilegalidad", pero igual pidió que se autorizara su propio juicio.

De acuerdo con la fiscalía, se hallaron indicios de que Glas podría haber ejercido influencia en el otorgamiento de cinco contratos con Odebrecht cuando era vicepresidente y ministro de Sectores Estratégicos del ex mandatario Rafael Correa.

Para sostener la acusación, presentó como pruebas audios de conversaciones entre exfuncionarios ecuatorianos y exejecutivos de Odebrecht, que están cooperando con la justicia brasileña en el marco del escándalo por el pago de multimillonarios sobornos en Latinoamérica, y varios documentos en donde se lo menciona.

"No he cometido ningún delito. Ni robo ni dejo robar", insistió el funcionario, que ha ido voluntariamente a declarar ante la fiscalía. "Nadie ha sido capaz de presentar una prueba en contra de Jorge Glas y no lo podrán hacer tampoco ahora porque las pruebas no existen".

La Asamblea Nacional, con una mayoría oficialista, autorizó la semana pasada el enjuiciamiento penal en el caso Odebrecht y le retiró sus fueros como vicepresidente.

Las denuncias de corrupción en contra de Glas avivaron las tensiones con el presidente Moreno, que decidió relevarlo de sus responsabilidades del día a día.

"Creo que fue una reacción exagerada del presidente", aseguró Glas sobre la decisión del mandatario, con el que dijo que ya no habla.

(Reporte adicional de José Llangarí en Quito. Editado por Pablo Garibian)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters