Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Imagen de archivo de la primera ministra británica, Theresa May, y la primera ministra escocesa, Nicola Sturgeon, en Glasgow, Escocia. 27 de marzo 2017. La primera ministra británica, Theresa May, dijo el martes que la líder escocesa, Nicola Sturgeon, debería retirar la demanda para realizar un segundo referendo de independencia. REUTERS/Russell Cheyne

(reuters_tickers)

Por Elisabeth O'Leary

LONDRES/EDIMBURGO (Reuters) - La líder secesionista de Escocia pospuso el martes sus planes de convocar a un segundo referéndum sobre la independencia hasta que los términos de la salida de Reino Unido de la Unión Europea estén claros.

La ministra principal Nicola Sturgeon dijo que congelaría la presentación de la legislación que requeriría un segundo referéndum.

Sturgeon, cuyo Partido Nacional Escocés (SNP) quiere romper la unión de 300 años con Inglaterra, pretendía convocar un referéndum a finales de 2018 o principios de 2019, antes de la salida de Reino Unido de la UE, que se espera en marzo de 2019.

"No intentaremos aprobar leyes para un referéndum independentista inmediatamente", dijo Sturgeon al Parlamento escocés.

El partido de Sturgeon perdió 21 de sus 56 escaños en el Parlamento británico en Westminster en las elecciones del 8 de junio. En los días posteriores a la elección, reconoció que su insistencia en un segundo referéndum de independencia había hecho perder votos al SNP.

En marzo, el Parlamento escocés respaldó la petición de Sturgeon de celebrar un nuevo referéndum, pero la primera ministra británica, Theresa May, se había negado a entablar conversaciones sobre la propuesta.

"Lo que creo que Nicola Sturgeon debería decir hoy es que va a retirar por completo de la mesa la cuestión de un segundo referéndum de independencia en Escocia", dijo May. "Ahora es el momento de unión para el Reino Unido, no de separación", sostuvo.

Sin embargo, Sturgeon dijo que tenía la intención de ofrecer a los escoceses una nueva opción sobre la secesión tan pronto como esté claro qué supondrá el Brexit.

"De buena fe, redoblaremos nuestros esfuerzos y arrimaremos el hombro en la búsqueda de influir en las conversaciones del Brexit de una manera que proteja los intereses de Escocia", dijo Sturgeon, añadiendo que quería que Escocia permaneciera en el mercado único europeo.

(Editado en español por Marion Giraldo y Emma Pinedo)

Reuters