Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Mozos de Escuadra (Mossos d'Esquadra), la policía autonómica de Cataluña, patrullan la Playa de la Barceloneta, Barcelona, España, 19 agosto 2017. REUTERS/Sergio Perez

(reuters_tickers)

Por Andrés González y Angus Berwick

BARCELONA/RIPOLL, España (Reuters) - La policía buscaba el sábado al conductor que mató a 13 personas al embestir con una furgoneta a una multitud en Barcelona e intentaba determinar si dos sospechosos de ser militantes islamistas vinculados al ataque murieron o se encuentran prófugos.

El Gobierno español dijo que considera que desmanteló una célula responsable del ataque del jueves en Barcelona y de otro incidente el viernes por la mañana en la ciudad costera catalana de Cambrils.

La policía arrestó a cuatro personas vinculadas a los ataques en Barcelona y Cambrils, donde una mujer murió cuando un automóvil atropelló a peatones el viernes. Cinco atacantes que usaban cinturones explosivos falsos también fueron ultimados a tiros en esa localidad catalana.

El ministro del Interior, Juan Antonio Zoido, indicó que la célula había sido "totalmente desarticulada" en Barcelona, aunque las autoridades aún no han identificado al conductor de la furgoneta y no está claro su paradero. En tanto, la policía y funcionarios en la región noroeste de Cataluña dijeron que aún tienen que localizar a al menos otras dos personas.

Los investigadores se están enfocando en un grupo de al menos 12 sospechosos que se cree que fueron responsables por los ataques más mortales que han afectado a España en más de una década.

En poco más de un año, militantes han usado vehículos como armas para matar a casi 130 personas en Francia, Alemania, Reino Unido, Suecia y España.

Las autoridades creen que ninguno de los nueve arrestados o ultimados a tiros por la policía corresponden al conductor de la furgoneta que se desplazó a toda velocidad por Las Ramblas, dejando muertos y heridos entre la multitud de turistas y residentes que caminaban en la calle de Barcelona.

Entre los sospechosos buscados figura Younes Abouyaaqoub, un marroquí de 22 años, según la oficina del alcalde de la ciudad catalana de Ripoll, donde vivían él y otros sospechosos.

Medios españoles informaron que Abouyaaqoub podría haber sido el conductor de la furgoneta en Barcelona, pero la policía y funcionarios catalanes no pudieron confirmarlo.

Cincuenta personas aún estaban hospitalizadas el sábado y 13 de ellas se encontraban en condición crítica.

El grupo yihadista Estado Islámico se atribuyó la responsabilidad por los ataques en Cambrils y Barcelona, según un comunicado que divulgó el sábado.

(Reporte adicional de Sarah White, Julien Toyer, Carlos Ruano, Rodrigo de Miguel, Alba Asenjo y Adrian Croft; escrito por Sarah White. Editado por Rodrigo de Miguel en Madrid/Janisse Huambachano y Patricio Abusleme vía mesa Santiago)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters