Reuters internacional

Al menos dos personas murieron y seis resultaron heridas cuando varios militantes suicidas de Estado Islámico atacaron una base en el norte de Irak donde se alojan asesores militares estadounidenses, dijeron fuentes de seguridad el domingo. En esta imagen, un miembro de las fuerzas peshmerga kurdas junto a los cadáveres de dos miliantes suicidas en la ciudad de Kirkuk, el 7 de mayo de 2017. REUTERS/Ako Rasheed

(reuters_tickers)

KIRKUK, Irak (Reuters) - Al menos dos personas murieron y seis resultaron heridas cuando varios militantes suicidas de Estado Islámico atacaron una base en el norte de Irak donde se alojan asesores militares estadounidenses, dijeron fuentes de seguridad el domingo.

     Además, dos de los militantes murieron cuando detonaron sus chalecos en la entrada de la base K1 durante la noche, y otros tres murieron a manos de las fuerzas kurdas peshmerga que controlan la zona de Kirkuk donde está situada.

"Llevaban uniformes como el peshmerga kurdo y se habían afeitado la barba para parecerse a nosotros", dijo un oficial a Reuters.

   Estado Islámico reivindicó el ataque en un comunicado diciendo que había matado y herido a docenas de "cruzados y apóstatas", refiriéndose a los peshmergas y a los asesores militares occidentales.

Fuerzas iraquíes respaldadas por una coalición liderada por Estados Unidos luchan para desalojar a Estado Islámico de Mosul, 140 kilómetros al noroeste de Kirkuk, pero grandes franjas de territorio permanecen bajo control de los extremistas, incluyendo Hawija, que está cerca de la base objetivo del ataque.

Reuters

 Reuters internacional