Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El canciller de Qatar, Sheikh Mohammed bin Abdulrahman al-Thani, asiste a una rueda de prensa conjunta con el ministro alemán de Relaciones Exteriores, Sigmar Gabriel, (no representado) en Doha. 4 de julio 2017. REUTERS/Naseem Zeitoon

(reuters_tickers)

Por Ahmed Aboulenein y Karin Strohecker

EL CAIRO/LONDRES (Reuters) - Cuatro estados árabes evitaron imponer el miércoles nuevas sanciones a Qatar, pero hicieron pública su molestia por la respuesta "negativa" a sus demandas y aseguraron que su boicot a la pequeña nación del Golfo Pérsico continuará.

Más temprano, Qatar acusó a Arabia Saudita, Baréin, Emiratos Árabes Unidos (EAU) y Egipto de cometer una "clara agresión", al tiempo que indicó que las acusaciones esgrimidas cuando cortaron las relaciones hace un mes "están claramente diseñadas para crear un sentimiento antiqatarí en Occidente".

Las cuatro naciones acusan a Qatar de respaldar el terrorismo y aliarse con su rival regional Irán -algo que Doha niega- y sus ministros de Relaciones Exteriores se reunieron en El Cairo el miércoles tras la expiración del plazo que dieron a Qatar para cumplir 13 exigencias.

Se esperaba que estudiaran ampliar las sanciones en el encuentro, pero no anunciaron nuevas medidas. La respuesta de Qatar a las demandas no se ha hecho pública aún.

"La respuesta que recibieron los cuatro estados fue en general negativa y careció de contenido. Consideramos que no aportó una base para que Qatar dé marcha atrás a sus políticas", comentó el ministro de Exteriores egipcio, Sameh Shoukry, leyendo un comunicado conjunto tras el encuentro.

"El boicot político y económico continuará hasta que Qatar cambie sus políticas a mejor", afirmó su homólogo saudí, Adel al-Jubeir, mientras que el ministro de Estado para Asuntos Exteriores de EAU, Anwar Gargash, dijo en un tuit que Qatar se enfrenta a un "mayor aislamiento, nuevas medidas y un daño a su reputación" si no cumple las exigencias árabes.

Los líderes de la diplomacia de los cuatro estados indicaron que volverán a reunirse en la capital de Baréin, Manama, aunque no fijaron una fecha. Los jefes de inteligencia del cuarteto se reunieron también en El Cairo en la noche del martes, señalaron funcionarios.

Con anterioridad, el jeque qatarí, Mohammed bin Abdulrahman al-Thani, dijo que su país "sigue llamando al diálogo, pese a la violación de leyes y regulaciones internacionales, pese a la separación de 12.000 familias, pese al sitio que es una clara agresión y un insulto a todos los tratados, órganos y jurisdicciones internacionales".

(Reporte adicional de Ali Abdelaty en El Cairo, Doina Chiacu, Yara Bayoumy y Yeganeh Torbati en Washington, Sami Aboudi en Dubái; escrito por Noah Browning; editado en español por Patricio Abusleme y Carlos Serrano)

Reuters