Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, habla durante una entrevista con Reuters en la Oficina Oval de la Casa Blanca en Washington. 27 abril 2017. Extraña conducir su auto, se siente como si estuviera en una burbuja y le sorprende lo difícil que es su nuevo trabajo. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, reflexionó el jueves sobre sus primeros 100 días de mandato con una visión nostálgica de su vida antes de la Casa Blanca. REUTERS/Carlos Barría

(reuters_tickers)

Por Stephen J. Adler, Jeff Mason y Steve Holland

WASHINGTON (Reuters) - Echa de menos llevar el volante de su coche, se siente como si estuviera en una burbuja y le sorprende lo difícil que es su nuevo trabajo.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, reflexionó el jueves sobre sus primeros 100 días de mandato con una visión nostálgica de su vida antes de la Casa Blanca.

"Me encantaba mi vida anterior. Pasaban tantas cosas", declaró Trump a Reuters en una entrevista. "Tengo más trabajo que en mi vida previa. Pensaba que sería más fácil", agregó.

Trump, un acaudalado empresario de Nueva York, asumió el cargo el 20 de enero tras derrotar a la ex secretaria de Estado demócrata Hillary Clinton en una sorprendente victoria electoral.

Aunque dijo que estaba acostumbrado a no tener privacidad en su "vida anterior", manifestó su sorpresa por la poca que tiene ahora. Además, dejó claro que aún se está acostumbrando a tener que estar bajo la protección del servicio secreto las 24 horas del día, con las limitaciones que esto apareja.

"Realmente estás en tu pequeña burbuja, porque tienes tanta protección que realmente no puedes ir a ningún lado", afirmó. Cuando el presidente sale de la Casa Blanca, suele ser en una limusina o una furgoneta, por lo que echa de menos conducir. "Me gusta conducir. Ya no puedo hacerlo", sostuvo.

Sin embargo, hay muchas cosas sobre Trump que no han cambiado respecto al ejecutivo y el famoso de la televisión que dirigía su imperio desde el vigésimo sexto piso de la Torre Trump en Nueva York y que estaba siempre pegado al teléfono.

A menudo recurre a amigos personales y ex colegas de negocios para pedir sus consejos y retroalimentación positiva. Altos asesores dicen que están resignados a eso.

El presidente ha estado enfrentado con muchas organizaciones de prensa desde la campaña electoral y decidió no asistir a la cena de corresponsales de la Casa Blanca en Washington el sábado pasado porque sentía que había sido tratado injustamente por los medios de comunicación.

"Iré el año que viene, desde luego", dijo Trump cuando le preguntaron si asistiría a este evento distendido con la prensa en el futuro.

La cena está organizada por la Asociación de Corresponsales de la Casa Blanca. El corresponsal de Reuters Jeff Mason es su presidente.

(Escrito por Jeff Mason; editado en español por Patricio Abusleme)

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Reuters