Reuters internacional

Opositores al gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela en un enfrentamiento con fuerzas de seguridad en Caracas, mayo 18, 2017. El Gobierno del presidente Donald Trump planea imponer nuevas sanciones a un grupo de funcionarios venezolanos por acusaciones de violación a los derechos humanos, en medio de la preocupación de Estados Unidos por la represión a manifestantes opositores en el país sudamericano, dijeron el jueves asesores legislativos. REUTERS/Carlos Barria

(reuters_tickers)

Por Patricia Zengerle y Matt Spetalnick

WASHINGTON, 18 mayo (Reuters) - El Gobierno del presidente Donald Trump planea imponer nuevas sanciones a un grupo de funcionarios venezolanos por acusaciones de violación a los derechos humanos, en medio de la preocupación de Estados Unidos por la represión a manifestantes opositores en el país sudamericano, dijeron el jueves asesores legislativos.

El paquete de sanciones, que podría ser anunciado este jueves, señalaría a una cantidad no especificada de personas para medidas punitivas aplicadas por el Departamento del Tesoro, agregaron las fuentes a Reuters.

La Casa Blanca no hizo comentarios de inmediato.

Cientos de miles de personas han salido a las calles de Venezuela para protestar contra el Gobierno socialista de Nicolás Maduro y demandan elecciones anticipadas, la liberación de activistas opositores encarcelados, ayuda internacional y el respeto a la autonomía del poder legislativo. [nL2N1IJ22V]

Maduro los acusa de intentar un golpe de Estado violento y dice que muchos de los manifestantes no son más que "terroristas". [nL2N1IK02G] Al menos 43 personas han muerto en seis semanas de protestas, también alimentadas por la ira dada la escasez de comida y medicinas y la elevada inflación.

En el pasado, el Departamento del Tesoro ha sancionado a funcionarios y exfuncionarios venezolanos, acusándolos de narcotráfico o corrupción, una designación que permite congelar sus activos en el país norteamericano y les impide realizar transacciones financieras a través de Estados Unidos.

Los funcionarios han negado las acusaciones y han calificado las sanciones como un pretexto dentro de los esfuerzos para derrocar al Gobierno de Maduro.

El presidente estadounidense, Donald Trump, ha calificado la situación en Venezuela como "un desastre" y sus asesores han amenazado con tomar medidas más duras contra Caracas.

La noticia de nuevas sanciones coincide con las conversaciones en la Casa Blanca entre Trump y el presidente Juan Manuel Santos de Colombia, país vecino de Venezuela. El Gobierno de Trump ha intentado forjar un frente unido con los países latinoamericanos para presionar al Gobierno venezolano.

En Nueva York, la embajadora estadounidense ante Naciones Unidas, Nikki Haley, advirtió sobre las consecuencias de la "grave inestabilidad" en el país. Su par de Venezuela en la ONU, Rafael Ramírez, acusó a Washington de alentar elementos violentos que buscan derrocar al Gobierno de Maduro.

(Reporte adicional de David Brunnstrom; Editado en Español por Ricardo Figueroa y Silene Ramírez)

Reuters

 Reuters internacional