Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La exfiscal general de Venezuela Luisa Ortega en una entrevista con Reuters en Caracas, ago 10, 2017. REUTERS/Carlos Garcia Rawlins

(reuters_tickers)

Por Luis Jaime Acosta y Corina Pons

BOGOTÁ/CARACAS (Reuters) - La exfiscal general de Venezuela Luisa Ortega, destituida por la Asamblea Nacional Constituyente, está bajo protección del Gobierno colombiano que le otorgará asilo si lo solicita, dijo el lunes el presidente Juan Manuel Santos.

La decisión del mandatario colombiano fue rechazada por el Gobierno de Caracas como "cínica" y amenaza con deteriorar aún más las tensas relaciones entre las naciones vecinas, en medio de la crisis política, económica y social en Venezuela.

"La fiscal Luisa Ortega se encuentra bajo protección del gobierno colombiano. Si pide asilo se lo otorgaremos", escribió Santos en su cuenta de Twitter.

Ortega ingresó el viernes a Colombia junto con su esposo, el diputado Germán Ferrer, en un vuelo procedente de Aruba, a donde huyeron inicialmente en una lancha desde la Península de Paraguaná.

"Bogotá se ha convertido en centro de la conspiración contra la democracia y la paz en Venezuela. Vergüenza histórica del 'Caín de América'", escribió el canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, en su cuenta de Twitter.

El Gobierno de Santos, al apoyar a la exfiscal, "protege la corrupción y el delito en Venezuela", añadió.

Ortega fue destituida el 5 de agosto como primera medida de la Asamblea Nacional Constituyente que gobierna Venezuela con poderes absolutos, mientras que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) ordenó enjuiciarla.

Desde su nombramiento en 2007 había sido aliada del fallecido presidente Hugo Chávez dentro del aparato del Estado, pero pasó a la disidencia en marzo de este año al denunciar la ruptura del orden democrático luego que el TSJ intentó despojar de sus funciones al Parlamento.

La constituyente, elegida en una votación a fines de julio en la que no participó la oposición, asumió la semana pasada las funciones del Parlamento de mayoría opositora, lo que despertó el rechazo de varios gobiernos del continente.

Los diputados opositores venezolanos se declararon "en resistencia" frente a la decisión que tomó el cuerpo que legislará en paralelo.

El bloque sudamericano Mercosur también condenó la medida y la desconoció. Por otra parte, los presidentes de Brasil y Paraguay reiteraron el lunes su respaldo a la decisión de ese pacto comercial -del cual forman parte- de suspender a Venezuela como miembro por violar la carta democrática del grupo.

El canciller venezolano repudió las posiciones de los gobiernos del brasileño Miguel Temer y del paraguayo Horacio Cartes. "Señores Cartes y Temer: Dos dinosaurios de la política se juntan y conspiran contra la democracia venezolana. Rechazamos su indigna conducta", escribió Arreaza por Twitter.

Miles de venezolanos protestaron entre abril y julio en contra del Gobierno de Nicolás Maduro por considerarlo un "dictador" y el gran responsable de una inflación de tres dígitos, recesión económica y escasez de alimentos y medicinas.

Pero Maduro sostiene que las protestas, en medio de las que murieron más de 120 personas, sólo buscan derrocarlo.

Las marchas antigubernamentales se frenaron desde que la Asamblea Nacional Constituyente, que reescribirá la carta magna, se instaló a comienzos de agosto y desde que la oposición decidió inscribir candidatos para unas elecciones de gobernadores previstas para octubre.

La coalición de partidos que adversa a Maduro fijó para el 10 de septiembre la escogencia en primarias de sus candidatos unitarios para esos comicios.

(Reporte de Luis Jaime Acosta en Bogotá, con información adicional de Corina Pons en Caracas y Lisandra Paraguassu en Brasilia. Editado por Manuel Farías y Silene Ramírez)

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Reuters