Reuters internacional

Por Bernie Woodall

(Reuters) - Un hombre que fue despedido de una fábrica de Florida en abril regresó el lunes a su antiguo lugar de trabajo y mató a tiros a cinco personas antes de dispararse a sí mismo, dijo Jerry Demings, comisario del condado de Orange en Orlando.

El atacante de 45 años iba armado con un revólver y una navaja cuando entró a la sede de la firma llamada Fiamma, que se describe como uno de los principales fabricantes mundiales de toldos para vehículos recreativos.

El sujeto no identificado disparó y mató a cinco personas antes de suicidarse, dijo Demings en una rueda de prensa. Tres hombres y una mujer perecieron en la escena, mientras que otro hombre murió en el hospital, al tiempo que el resto de las siete personas que estaban en el lugar resultaron ilesas.

"Era un empleado enojado que regresó a su antigua empresa esta mañana", explicó Demings. "Parece que este incidente no tiene nada que ver con actividades de terrorismo global".

(Reporte adicional de Barbara Goldberg, Bernie Woodall y Letitia Stein. Editado en español por Patricio Abusleme/Marion Giraldo)

Reuters

 Reuters internacional