Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Por Alexandra Ulmer

QUITO (Reuters) - La crisis política de Venezuela está proyectando una sombra sobre las elecciones presidenciales del domingo en Ecuador, donde un gobierno de izquierda alineado con el socialismo del presidente venezolano Nicolás Maduro busca prolongar su mandato.

Guillermo Lasso, el candidato opositor en Ecuador, ha redoblado sus acusaciones contra el candidato apoyado por el Gobierno, Lenín Moreno, que dice convertiría al país andino en Venezuela, haciendo alusión a una reciente decisión de la Corte Suprema de ese país de neutralizar a la asamblea opositora.

"Es un golpe de Estado que anula a la Asamblea Nacional", dijo Lasso esta semana ante una multitud de simpatizantes en un mitin en la ciudad costera de Guayaquil. "Entonces vamos por el cambio. El cambio evita el sufrimiento de Venezuela".

La administración saliente del presidente ecuatoriano Rafael Correa se ha burlado de las acusaciones, calificándolas como acciones desesperadas de Lasso, un ex banquero, para conseguir mayor respaldo en las urnas y tapar sus ofertas privatizadoras.

"Han buscado confundir a la población con el argumento de que Ecuador se va a convertir en Venezuela", dijo el viernes el canciller Guillaume Long. "Pues no, Ecuador no es Venezuela".

La economía ecuatoriana, como la venezolana, es fuertemente dependiente del petróleo y está sufriendo un descenso. Pero Ecuador está muy lejos de llegar a una situación de crisis como la que vive Venezuela, donde millones de personas están sufriendo escasez de alimentos e inflación.

Los críticos han acusado a Correa de cerrar filas contra los medios de comunicación, de aumentar el gasto corriente y cambiar las reglas de juego para los inversores, como sucede en Venezuela con el autodenominado "Socialismo del Siglo XXI".

La crisis venezolana podría ser relevante dada el estrecho margen en la elección presidencial de Ecuador, con Moreno apenas un poco más arriba que Lasso, según los últimos sondeos.

"Hay un pequeño grupo de votantes indecisos que podrían ser impactados por lo que está sucediendo en Venezuela", dijo el director de la encuestadora Market, Blasco Peñaherrera.

La votación esta siendo observada de cerca por Sudamérica, en donde en los últimos años algunos países se han desplazado hacia la derecha, perdiendo fuerza la izquierda en medio de la caída de los precios del crudo y fuertes denuncias de corrupción.

"La situación allí (en Venezuela) es severa", dijo Cristian Gómez, un técnico de 44 años, quien apoya al Gobierno. "No me gusta la relación que tiene con Maduro. Creo que deberían dejar de apoyarlo tanto y preocuparse por lo que está sucediendo aquí".

(Reporte adicional de Alexandra Valencia en Quito y Yury García en Guayaquil. Editado por Pablo Garibian)

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Reuters