Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

En la imagen de archivo, la sede de la Reserva Federal de Estados Unidos en Washington, el 12 de octubre de 2016. La Reserva Federal subiría el miércoles las tasas de interés por segunda vez en tres meses, envalentonada por un fuerte crecimiento del empleo y la confianza en que la inflación finalmente comienza a acelerarse hacia su objetivo. REUTERS/Kevin Lamarque

(reuters_tickers)

Por Howard Schneider

WASHINGTON (Reuters) - La Reserva Federal subiría el miércoles las tasas de interés por segunda vez en tres meses, envalentonada por un fuerte crecimiento del empleo y la confianza en que la inflación finalmente comienza a acelerarse hacia su objetivo.

Un alza de tasas tras la reunión de política monetaria de dos días de la Fed ya está incorporada en los rendimientos de los bonos y en el resto de los mercados financieros. Los inversores ven una probabilidad de un 95 por ciento de que suba el tipo, según el programa FedWatch de CME Group.

Por eso, la atención está en si el banco central estadounidense señalará un ritmo más rápido de ajuste monetario este año que las tres alzas de tasas que proyectó en su reunión de diciembre.

"Las expectativas tienen algo que ver con la necesidad de la Fed de moverse con el viento de una inflación que se acelera, el fuerte crecimiento, una confianza sólida, condiciones financieras laxas y la probabilidad de un estímulo fiscal en el 2018", escribieron analistas de Goldman Sachs antes de la reunión.

Una subida el miércoles llevaría la tasa interbancaria de la Fed a un rango de entre un 0,75 por ciento y un 1 por ciento, aún menor pero más cerca del rango en que la Fed ha operado normalmente.

La Fed tiene previsto publicar su comunicado de política monetaria junto con pronósticos económicos actualizados a las 1800 GMT. La presidenta del organismo, Janet Yellen, ofrecerá una conferencia de prensa media hora más tarde.

La economía estadounidense ha mostrado fortaleza en los últimos meses, con una creación de puestos de trabajo mayor a los 230.000 mensuales en febrero y enero. La confianza de los consumidores también ha mejorado y la inflación se ha acelerado.

Los gobernadores de la Fed también están conformes con las mejores perspectivas para la economía mundial, con un crecimiento de la zona del euro en alza y China más estable que hace un año.

En los últimos dos años, los responsables de la política monetaria de la Fed se habían preocupado de que una débil economía global limitaría el crecimiento de Estados Unidos y mantendría baja la inflación, por lo que no había razones convincentes para subir las tasas.

(Reporte de Howard Schneider; Editado en español por Javier López de Lérida)

Reuters