Reuters internacional

El fiscal general de Estados Unidos, Jeff Sessions, habla ante la Conferencia Nacional de Cumplimiento de la Ley sobre Explotación Humana en Atlanta, Estados Unidos, el 6 de junio de 2017. Sessions será interrogado el martes sobre el despido del exdirector del FBI James Comey y cualquier reunión no declarada con funcionarios rusos cuando se presente ante el Senado, y se convertirá en el miembro de mayor rango del Gobierno del presidente Donald Trump en testificar por el caso. REUTERS/Chris Aluka Berry

(reuters_tickers)

WASHINGTON (Reuters) - El fiscal general estadounidense, Jeff Sessions, será interrogado el martes sobre el despido del exdirector del FBI James Comey y cualquier reunión no declarada con funcionarios rusos cuando se presente ante el Senado, y se convertirá en el miembro de mayor rango del Gobierno del presidente Donald Trump en testificar por el caso.

El líder demócrata en el Senado Chuck Schumer y el senador Jack Reed cuestionaron el domingo la razón por la que Sessions estuvo involucrado en el despido de Comey tras haberse recusado de las investigaciones sobre si Rusia trató de influir en la campaña presidencial y ayudar a Trump.

"Hay dudas reales (...) sobre la participación del fiscal general", sostuvo Reed en "Fox News Sunday".

Sessions dijo el sábado en una carta que se presentará ante la comisión, aunque no aclaró si será una sesión abierta o cerrada. Los demócratas quieren que sea un acto público.

El testimonio de Sessions se da en medio de los reportes sobre un desencuentro entre el fiscal general y Trump. La prensa local informó la semana pasada que Sessions ofreció su renuncia por las tensiones con el mandatario tras su decisión de recusarse en la investigación del FBI sobre Rusia.

Comey acusó el jueves a Trump de despedirlo para intentar debilitar una investigación del FBI sobre una posible colusión de su equipo de campaña con Rusia en la elección presidencial.

El testimonio de Comey también generó nuevas interrogantes sobre la relación de Sessions con funcionarios rusos relacionados con el presidente Vladimir Putin. Uno es si el fiscal general tuvo reuniones no informadas con el embajador Sergei Kislyak u otros funcionarios rusos durante la campaña o después de que Trump asumiera la presidencia.

(Reporte de Doina Chiacu y Sarah N. Lynch. Editado en español por Javier Leira)

Reuters

 Reuters internacional