Reuters internacional

La fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega, en una rueda de prensa en Caracas, mayo 24, 2017. Ortega denunció el miércoles la "excesiva represión" de las fuerzas de seguridad del Estado durante la ola de protestas antigubernamentales que ya acumula casi dos meses, y en medio de las que han muerto 55 personas. REUTERS/Marco Bello

(reuters_tickers)

Por Eyanir Chinea y Diego Oré

CARACAS, 24 mayo (Reuters) - La fiscal general de Venezuela denunció el miércoles la "excesiva represión" de las fuerzas de seguridad del Estado durante la ola de protestas antigubernamentales que ya acumula casi dos meses, y en medio de las que han muerto 55 personas.

Luisa Ortega, quien se desmarcó del Gobierno socialista de Nicolás Maduro desde que iniciaron las manifestaciones en su contra a fines de marzo, precisó que la mitad de unos 1.000 heridos fue por la acción de policías o militares.

"Preocupa mucho que tengamos más de 500 lesionados por derechos fundamentales", dijo la titular del Ministerio Público. "Más de la mitad de las personas han sido lesionadas producto de la acción de los cuerpos de seguridad del Estado".

El miércoles, en Caracas y las principales ciudades del país petrolero, miles manifestaron en contra de lo que consideran una "dictadura" que no quiere medirse en las urnas, apresa a los disidentes y prohíbe el ingreso de ayuda humanitaria para sosegar la escasez de medicinas.

Ortega criticó el "uso excesivo de la represión de los cuerpos de seguridad del Estado" que, en jornadas previas, han bloqueado el paso de los manifestantes con camiones hidrantes y bombas lacrimógenas generando fuertes enfrentamientos.

Además, la abogada de 59 años dijo que su despacho imputó a 19 uniformados por la presunta comisión de delitos como homicidio, trato cruel, inhumano, degradante, uso indebido de arma orgánica, privación ilegítima de libertad, entre otros.

También reiteró que la fiscalía ve con preocupación los casos de civiles que en medio del revuelo político han sido detenidos y procesados en cortes militares, lo que violaría fundamentos constitucionales y derechos humanos.

Más tarde, la ministra de Relaciones Exteriores venezolana, Delcy Rodríguez, dijo que, por orden del propio Maduro, una Comisión se hará cargo de establecer "la verdad" de los hechos que han teñido de sangre al país petrolero sudamericano.

"Nada ni nadie podrá detener la verdad sobre los delitos de odio cometidos por los factores políticos opositores violentos y extremos", escribió Rodríguez en su cuenta de Twitter.

"La comisión establecerá la verdad caso por caso, sin manipulaciones ni arbitrariedades. La verdad se impondrá a favor de la justicia y la paz", agregó.

MUERTO POR DISPARO DE LACRIMÓGENA

Ortega, que la semana pasada criticó la iniciativa de Maduro de llevar a cabo una Asamblea Nacional Constituyente por considerar que no solucionaría la grave crisis, reprochó el miércoles que portavoces del Gobierno adelanten conclusiones sobre algunos fallecidos en las protestas.

"He visto muchas elucubraciones sobre los eventos que han ocurrido al margen de las investigaciones penales", dijo. "Estas hipótesis previas que se divulgan como ola de rumores, o a través de voceros no competentes, entorpecen la investigación".

De hecho, la fiscal aseguró que, tras varias semanas de indagaciones, expertos forenses determinaron que el joven Juan Pernalete murió en medio de una manifestación en Caracas a causa de un impacto en el pecho de una bomba lacrimógena que fue lanzada por un guardia nacional.

Incluso mostró a los periodistas una bomba lacrimógena similar a la que asesinó al joven de 20 años.

El Gobierno había dicho que la muerte de Pernalete se produjo desde sus propias filas, con un disparo de una pistola para ganado y mostró un video para comprobar su versión.

Además, Ortega pidió el "desarme de la población" haciendo alusión a los grupos armados progubernamentales conocidos como "colectivos" que rondan las protestas y que han sido acusados de robar incluso a periodistas.

"Los actores políticos en disputa deben disminuir su arenga al desconocimiento del contrario y rechazar sus expresiones de odio porque la consecuencia será una espiral de violencia política y represión que no disminuirá", concluyó Ortega.

(Escrito por Diego Oré; Reporte adicional de Andreína Aponte y Corina Pons; Editado por Pablo Garibian)

Reuters

 Reuters internacional