Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Foto de archivo del expresidente panameño Ricardo Martinelli. Ene 23, 2014. Fiscales federales estadounidenses instaron el martes a un juez a no permitir que el expresidente panameño Ricardo Martinelli obtenga la libertad bajo fianza en su lucha por evitar la extradición a su país, diciendo que se corre el riesgo de que huya. REUTERS/Denis Balibouse

(reuters_tickers)

MIAMI (Reuters) - Fiscales federales estadounidenses instaron el martes a un juez a no permitir que el expresidente panameño Ricardo Martinelli obtenga la libertad bajo fianza en su lucha por evitar la extradición a su país, diciendo que se corre el riesgo de que huya.

Abogados de Martinelli, que ha negado las acusaciones de fiscales de Panamá de que utilizó dinero público para espiar a más de 150 rivales políticos durante su mandato entre 2009 y 2014, afirmaron que ha vivido en Estados Unidos sin esconderse los últimos dos años y que no existe un plan para abandonar el país.

El magistrado estadounidense Edwin Torres dijo que es probable que tome una decisión dentro de una semana sobre si otorga la libertad a Martinelli, de 65 años, quien se encuentra detenido en Miami a pedido del Gobierno panameño.

Los fiscales estadounidenses han argumentado que cumplen con una obligación de un tratado con Panamá en solicitar que Martinelli, quien fue arrestado el 12 de junio, se mantenga bajo custodia.

"Su comportamiento previo sugiere que haría lo que fuera necesario para evitar retornar a Panamá, incluyendo fugarse hacia un tercer país", aseguró el asistente del Fiscal de Estados Unidos Adam Fels. "Posee una gran riqueza que podría sustentar un escape a un tercer país en el que él y su familia podrían permanecer en el exilio por décadas".

Los abogados de Martinelli sostienen que su cliente es víctima de una persecución política motivada por su sucesor, Juan Carlos Varela.

(Reporte adicional y Escrito por Bernie Woodall en Fort Lauderdale, Florida, Editado en Español por Manuel Farías)

Reuters