Por Julie Carriat y Jean-Baptiste Vey

PARÍS (Reuters) - Francia abrirá a arquitectos internacionales el rediseño de la techumbre de la catedral parisina de Notre Dame, después de que un incendió calcinó el lunes su estructura enmarcada en roble y destruyó su histórica aguja.

El anuncio realizado por el gobierno el miércoles se sumó a la pregunta planteada por muchos, mientras Francia lamenta la destrucción causada a su símbolo nacional: ¿debe ser restaurada la célebre aguja tal y como era o darle un toque moderno?

El presidente Emmanuel Macron prometió en un discurso televisado el martes en horario de máxima audiencia que Notre Dame será reconstruida en cinco años. Magnates y compañías internacionales han prometido ayuda financiera y de expertos.

El templo fue erigido en un lapso de más de 200 años, en unas obras que comenzaron en el siglo XII, aunque no fue hasta mediados del siglo XIX que el arquitecto Eugène Viollet-le-Duc añadió la aguja cubierta de plomo durante unos trabajos de restauración.

"La competencia internacional nos permitirá plantear la duda sobre si deberíamos recrear la aguja tal y como fue concebida por Viollet-le-Duc", dijo el primer ministro, Edouard Philippe.

"O si, como ocurre a veces en la evolución del patrimonio, deberíamos dotar a Notre Dame con una nueva aguja que refleje las técnicas y desafíos de nuestra era", agregó.

El incendio devastó un tesoro mundial, creando una ola de pena colectiva y de reflexión en Francia sobre si debe recrearse el techo y su aguja o adaptar la catedral al siglo XXI.

Mientras Philippe hablaba, los bomberos usaban una grúa para colocar fijaciones para estabilizar un pináculo afectado por las llamas que alberga una de las históricas vidrieras con forma de rosetón de la catedral, que data del siglo XIII.

No existe peligro inmediato de que la estructura pueda derrumbarse, pero las estatuas estaban siendo retiradas para reducir el riesgo de movimientos, afirmó el portavoz de los bomberos.

"Hoy no hay riesgo de derrumbe. Nuestra prioridad es estabilizar los pináculos, que están debilitados, ya que no están sujetos ya por el tejado y su marco", dijo el teniente coronel Gabriel Plus a Reuters.

Asimismo, causaba preocupación la gigantesca estructura de andamios erigida antes del incendio para los trabajos de reparación de la aguja de 90 metros y que estuvo sometida a un intenso calor, señaló Plus.

(Reporte adicional de Richard Lough, Pascale Denis y Marine Pennetier; escrito por Richard Lough; editado en español por Carlos Serrano)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes