Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

En la imagen, una nube de humo tras el lanzamiento de un proyectil durante una batalla contra militantes de Estado Islámico en Mosul, el 19 de febrero de 2017. Fuerzas de seguridad iraquíes respaldadas por Estados Unidos avanzaron sobre el oeste de Mosul el viernes, un día después de lanzar ataques simultáneos en varios frentes para penetrar en el principal bastión del grupo insurgente Estado Islámico en la ciudad.REUTERS/Zohra Bensemra

(reuters_tickers)

Por Stephen Kalin y Isabel Coles

SUR DE MOSUL, Irak (Reuters) - Fuerzas de seguridad iraquíes respaldadas por Estados Unidos avanzaron sobre el oeste de Mosul el viernes, un día después de lanzar ataques simultáneos en varios frentes para penetrar en el principal bastión del grupo insurgente Estado Islámico en la ciudad.

Las tropas habían recapturado el aeropuerto de Mosul el jueves, un avance importante en la batalla para quitarle a los insurgentes el control del territorio iraquí.

Fuerzas de contraterrorismo lograron el viernes tomar el control total de la base Ghozlani del ejército, profundizando su avance hacia los distritos del suroeste Tal al-Rumman y al-Mamoun, dijo un portavoz militar.

La policía federal y una unidad de elite del Ministerio del Interior conocida como Respuesta Rápida estaban despejando el aeropuerto de explosivos y otras armas dejadas por militantes de Estado Islámico que se retiraron de sus posiciones el jueves.

Las fuerzas del Gobierno iraquí planean reparar el aeropuerto y utilizarlo como una base. Se cree que unas 750.000 personas están atrapadas en los distritos del oeste de Mosul.

La zona este de Mosul fue despejada de insurgentes el mes pasado, pero Estado Islámico aún mantiene posiciones en el sector oeste de la ciudad, dividida por el río Tigris.

"Nuestras fuerzas están combatiendo a terroristas de Daesh (EI) en Tal al-Rumman y al-Mamoun. Los eliminaremos pronto y tomaremos el control de los dos distritos", dijo el portavoz de los servicios de contraterrorismo Sabah al-Numan.

Estado Islámico está utilizando coches bomba y drones portando explosivos para interrumpir el avance. "Hay resistencia. Los ataques con drones han sido particularmente desagradables hoy", explicó a Reuters el mayor general Sami al-Aridi, comandante de las fuerzas de contraterrorismo en el suroeste de Mosul.

(Reporte de Stephen Kalin e Isabel Coles, escrito por Ahmed Rasheed; editado en español por Gabriela Donoso. LEA/)

Reuters