Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Varios desplazados huyen durante una batalla entre fuerzas iraquíes y militantes del Estado Islámico en el barrio de al-Zuhoor, en Mosul. 8 de enero de 2017. REUTERS/Azad Lashkari. Fuerzas especiales iraquíes que combaten a Estado Islámico alcanzaron por primera vez en tres meses la orilla oriental del río Tigris el domingo en Mosul, en medio de una operación respaldada por Estados Unidos para capturar la ciudad en manos de los militantes, que aún controlan la mitad occidental.

(reuters_tickers)

Por Stephen Kalin y Ahmed Rasheed

BAGDAD (Reuters) - Fuerzas especiales iraquíes que combaten a Estado Islámico alcanzaron por primera vez en tres meses la orilla oriental del río Tigris el domingo en Mosul, en medio de una operación respaldada por Estados Unidos para capturar la ciudad en manos de los militantes, que aún controlan la mitad occidental.

Mientras, Estado Islámico reivindicó atentados suicidas contra dos mercados de Bagdad que dejaron 20 muertos, en los últimos de una serie de mortales ataques en la capital iraquí, a los que los militantes han recurrido tras la presión en Mosul, su último bastión importante en Irak.

Las tropas del servicio de lucha contra el terrorismo (CTS) se abrieron paso hasta un puente ubicado sobre el río, dijo a Reuters el portavoz del CTS Sabah al-Numan.

Esta es la primera vez que las fuerzas iraquíes llegan a esta parte del río desde que se inició en octubre la operación destinada a expulsar de Mosul al Estado Islámico. Las Fuerzas iraquíes han penetrado hasta el momento sólo los distritos del este de la ciudad, que está dividida por el río.

Las fuerzas del CTS, respaldadas por los ataques aéreos dirigidos por Estados Unidos, se enfrentaron además con militantes del Estado Islámico cerca de un sitio histórico de la ciudad, dijo un funcionario, en un intento por expulsar a los yihadistas de más distritos.

"Esta mañana, las tropas del CTS avanzaron en dos direcciones hacia los distritos de Baladiyat y Sakar", dijo el teniente general Abdelwahab al-Saadi.

"Durante el avance, Daesh (Estado Islámico) trató de enfrentarnos desde la colina histórica", añadió el militar, en una aparente referencia a un cerro ubicado cerca de las ruinas de la antigua ciudad asiria de Nínive, al este del Tigris y al interior de Mosul.

Saadi dijo que fuerzas iraquíes y aviones de guerra de la coalición liderada por Estados Unidos se enfrentaron a los combatientes del Estado Islámico posicionados en la colina. Decenas de los militantes murieron, agregó.

Mientras, en Bagdad, un atacante condujo un coche bomba hasta la puerta de un mercado en el distrito de Jamila, de mayoría chií, y detonó la bomba después de que las fuerzas de seguridad abrieran fuego sobre el vehículo, dijo una fuente policial. Murieron 13 personas.

Horas más tarde, un suicida con un chaleco explosivo se inmoló en un mercado ubicado en una zona de mayoría chií en el distrito de Baladiyat, matando a siete personas.

Una serie de atentados en la capital iraquí y otras ciudades del país han cobrado la vida de más de 80 personas en sólo una semana.

(Reporte de Isabel Coles, Escrito por John Davison. Editado en Español por Rodrigo Charme y Manuel Farías)

Reuters