Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Imagen de soldados de las fuerzas especiales iraquíes de pie en torno a una fogata en su campamento a las afueras de Mosul, Irak. 26 de febrero, 2017. Las fuerzas iraquíes apoyadas por Estados Unidos avanzaron el domingo hacia el occidente de Mosul, con el objetivo de capturar un puente que cruza el río Tigris para conectar la parte oriental de la ciudad bajo control del Gobierno con la ofensiva contra los milicianos restantes en el oeste. REUTERS/Goran Tomasevic

(reuters_tickers)

Por Stephen Kalin

MOSUL, Irak (Reuters) - Las fuerzas iraquíes apoyadas por Estados Unidos avanzaron el domingo hacia el occidente de Mosul, con el objetivo de capturar un puente que cruza el río Tigris para conectar la parte oriental de la ciudad bajo control del Gobierno con la ofensiva contra los milicianos restantes en el oeste.

El puente es el más meridional de cinco estructuras que cruzan el Tigris. Todos fueron dañados en ataques aéreos de la coalición liderada por Estados Unidos y posteriormente por combatientes del Estado Islámico que buscaban aislar la ribera occidental, que aún está bajo su control.

"El puente es muy importante", dijo a Reuters el coronel Falah al-Wabdan de la unidad de respuesta rápida del Ministerio del Interior, una de las dos principales fuerzas que lideran la campaña en el occidente de Mosul. "El puente está a unos 400 metros. Antes del final del día les diremos que nuestras fuerzas han llegado (allí)", agregó.

Los ingenieros del Ejército planean volver a habilitar el puente para permitir que crucen tropas de refuerzo y suministros directamente desde el lado este de la ciudad, afirmó.

Las fuerzas iraquíes capturaron el este de Mosul en enero, después de 100 días de combate. Lanzaron su ataque contra los distritos al oeste del Tigris hace una semana.

Si derrotan al Estado Islámico en Mosul, eso aplastaría a la rama iraquí del califato que el líder del grupo Abu Bakr al-Baghdadi declaró en el 2014 en zonas de Irak y la vecina Siria. El comandante estadounidense en Irak ha dicho que las fuerzas apoyadas por su país recapturarán Mosul y Raqqa -el bastión del Estado Islámico en Siria- dentro de seis meses.

El Ejército, la policía, unidades del servicio antiterrorismo de elite y las fuerzas de Respuesta Rápida luchan contra el Estado Islámico en el oeste de Mosul, con apoyo terrestre y aéreo de la coalición liderada por Estados Unidos, incluidos ataques de artillería. Personal estadounidense opera cerca del frente para dirigir los ataques aéreos.

Cientos de personas han huido de los combates en dirección de las líneas del Gobierno desde el jueves, al menos 1.200 de ellos en las primeras horas del domingo, según un oficial del servicio antiterrorismo.

(Reporte adicional de Isabel Coles; Escrito por Maher Chmaytelli; Editado en Español por Ricardo Figueroa)

Reuters