Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Imagen de soldados de las fuerzas especiales iraquíes de pie en torno a una fogata en su campamento a las afueras de Mosul, Irak. 26 de febrero, 2017. Combatientes de Estado Islámico lanzaron un contraataque ante el avance de fuerzas iraquíes respaldadas por Estados Unidos en el oeste de Mosul durante una tormenta nocturna, al intensificarse la batalla por el control del último gran bastión urbano de los militantes en Irak. REUTERS/Goran Tomasevic

(reuters_tickers)

Por Stephen Kalin

MOSUL, Irak (Reuters) - Combatientes de Estado Islámico lanzaron un contraataque ante el avance de fuerzas iraquíes respaldadas por Estados Unidos en el oeste de Mosul durante una tormenta nocturna, al intensificarse la batalla por el control del último gran bastión urbano de los militantes en Irak.

Durante las primeras horas del jueves se escucharon explosiones y disparos en los distritos del sudoeste de la ciudad. Los combates bajaron en intensidad hacia el fin de la mañana, aunque un corresponsal de Reuters observó un ataque aéreo y fuego de mortero de los rebeldes.

Un alto funcionario iraquí dijo que Estado Islámico realizó un ataque contra unidades del Servicio de Contraterrorismo de élite, cuando la tormenta obstaculizó la vigilancia aérea y la visibilidad en terreno.

Agregó que algunos militantes se escondieron entre familias desplazadas para acercarse a las tropas entrenadas por Estados Unidos.

Fuerzas iraquíes capturaron el lado oriental de Mosul en enero tras 100 días de enfrentamientos y lanzaron su ataque contra distritos al oeste del río Tigris el 19 de febrero.

Una derrota de Estado Islámico en Mosul aplastaría al brazo iraquí del califato declarado por el líder del grupo, Abu Bakr al-Baghdadi, en 2014.

El Ejército iraquí cree que varios miles de militantes están escondidos en Mosul entre la población civil remanente, que agencias humanitarias estimaron en 750.000 al inicio de la última ofensiva.

(Escrito por Maher Chmaytelli. Editado en español por Patricio Abusleme)

Reuters