Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Los civiles de Mosul huyen mientras las fuerzas iraquíes batallan con militantes del Estado Islámico, en el oeste de Mosul, Irak. 24 de marzo 2017. Fuerzas iraquíes se preparaban para avanzar contra Estado Islámico usando nuevas tácticas, pero las operaciones para expulsar a los militantes de su último bastión en el país están en pausa mientras se analiza una nueva estrategia, dijeron el viernes funcionarios militares. REUTERS/Suhaib Salem

(reuters_tickers)

Por Angus MacSwan

MOSUL, Irak (Reuters) - Fuerzas iraquíes se preparaban para avanzar contra Estado Islámico usando nuevas tácticas, pero las operaciones para expulsar a los militantes de su último bastión en el país están en pausa mientras se analiza una nueva estrategia, dijeron el viernes funcionarios militares.

Familias huían de la ciudad del norte de Irak durante un alto en las hostilidades, parte de un éxodo de personas que escapan por miles diariamente, según Naciones Unidas, para dirigirse a campamentos fríos y atiborrados, o para quedarse con familiares.

La operación respaldada por Estados Unidos para expulsar a Estado Islámico de Mosul, ahora en su sexto mes, ha logrado la recuperación de la mayor parte de la ciudad. Ahora las autoridades iraquíes controlan toda la zona oriental y la mitad del área occidental de la ciudad.

No obstante, los avances se han frenado en las últimas dos semanas debido a que el escenario de los combates ha pasado a ser la Ciudad Antigua, con estrechos callejones, y los militantes han puesto una fiera resistencia con coches bomba, francotiradores y fuego de mortero.

"Hoy no tenemos operaciones", comentó por teléfono el teniente coronel Abdel Amir al-Mohammedawi, un portavoz de las fuerzas de Respuesta Rápida de élite.

El militar agregó que los ataques se reanudarán pronto y que se usarán "nuevas técnicas" más apropiadas para los combates en la Ciudad Antigua, sin entrar en detalles.

Combatientes de Estado Islámico se han apostado en casas de residentes de Mosul para disparar contra tropas iraquíes y a menudo atraen ataques aéreos o de artillería que han matado a civiles.

Uno de los próximos blancos de las fuerzas iraquíes dentro de la Ciudad Antigua es la mezquita de al-Nuri, cuya recaptura sería una victoria simbólica. En ese lugar, el líder de Estado Islámico, Abu Bakr al-Baghdadi, declaró un califato en grandes áreas en Irak y Siria en 2014.

(Reporte de redacción de Bagdad, Angus MacSwan en Mosul y John Davison en Erbil; escrito por John Davison. Editado en español por Patricio Abusleme)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters