Reuters internacional

Un vehículo de la Novena División Blindada del Ejército iraquí se mueve entre automóviles destruidos y edificios dañados en el frente de combate en el distrito de al-Zanjili, en Mosul, Irak, el 10 de junio de 2017. Fuerzas iraquíes repelieron el sábado una ofensiva lanzada temprano por la mañana por el grupo Estado Islámico en la ciudad suní de Shirqat, al sur de Mosul, en la que 38 militares y civiles perdieron la vida y otros 40 resultaron heridos, dijeron fuerzas de seguridad. REUTERS/Alkis Konstantinidis

(reuters_tickers)

TIKRIT, Irak (Reuters) - Fuerzas iraquíes repelieron el sábado una ofensiva lanzada temprano por la mañana por el grupo Estado Islámico en la ciudad suní de Shirqat, al sur de Mosul, en la que 38 militares y civiles perdieron la vida y otros 40 resultaron heridos, dijeron fuerzas de seguridad.

Estado Islámico perdió a 24 combatientes en el ataque, que terminó cerca del mediodía, afirmaron las fuentes.

Alrededor de la mitad de los muertos en la ciudad y sus alrededores eran civiles, mientras que los demás eran miembros de las fuerzas armadas iraquíes y combatientes tribales suníes.

Las autoridades declararon toque de queda en la región entre Mosul y la capital Bagdad.

Estado Islámico perdió a Shirqat ante fuerzas del Gobierno iraquí respaldadas por Estados Unidos y combatientes tribales el año pasado. Su caída allanó el camino para la ofensiva contra Mosul, la capital de facto de los militantes en Irak.

A ocho meses del inicio de la ofensiva con ayuda de Estados Unidos para recuperar Mosul, la ciudad completa ha sido recuperada, con excepción de un enclave en la ribera occidental del río Tigris.

Los militantes siguen controlando espacios al sur y al oeste de Mosul, así como porciones de territorio cerca de la frontera con Siria y dentro de ese país.

(Reporte de Ghazwan Hassan; escrito por Maher Chmaytelli. Editado en español por Patricio Abusleme)

Reuters

 Reuters internacional