Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Fuerzas iraquíes apoyadas por milicias tribales durante batalla para recuperar pueblo de manos de EI en rivera este del Tigris, Irak, 7 dic, 2016. Fuerzas iraquíes se acercaron al río Tigris, que atraviesa Mosul, en nuevos avances contra Estado Islámico que han ganado fuerza gracias a renovadas tácticas y mejor coordinación, dijo el sábado un portavoz del Servicio de Contraterrorismo. REUTERS/Mohammed Salem

(reuters_tickers)

Por Stephen Kalin y Ahmed Rasheed

BARTELLA, Irak (Reuters) - Fuerzas iraquíes se acercaron al río Tigris, que atraviesa Mosul, mediante avances paralelos a los de otras tropas, obligando a Estado Islámico a ceder territorio en el último bastión que les queda en Irak.

El grupo insurgente ha sido expulsado de más de la mitad de las áreas que retenía al este del Tigris, pero aún controla la zona occidental. Para Estado Islámico será más difícil defender Mosul una vez que las fuerzas iraquíes logren llegar al río.

En tanto, Bagdad dijo que había llegado a un acuerdo con Ankara sobre una demanda de Irak para que las fuerzas turcas se retiren de Bashiqa, a 10 kilómetros al noreste de Mosul, en un intento de ambos países de mejorar sus relaciones tras una disputa sobre la presencia de militares turcos en la zona.

Fuerzas iraquíes antiterroristas intentaban avanzar el sábado varios metros cerca del Tigris y de un puente estratégico, justo después de realizar un asalto nocturno en un distrito cercano, dijo un portavoz.

"Las fuerzas de contraterrorismo han sido enviadas a unos 500 metros del cuarto puente", dijo a medios en el este de Mosul Sabah al-Numan, portavoz del Servicio de Contraterrorismo (CTS por su sigla en inglés), agregando que el CTS tomó el distrito Ghufran, previamente conocido como al-Baath, y que entraron a Wahda, distrito del sureste de Mosul.

Los avances de los últimos días han incluido un asalto nocturno sin precedentes de fuerzas de elite y la expulsión de militantes de varias áreas al este del Tigris.

Numan dijo que los nuevos avances eran consecuencia de nuevas tácticas y de la mejor coordinación entre las distintas ramas del ejército. Las fuerzas del CTS y de la policía federal "ahora están actuando en paralelo en ambos ejes" en el sureste de Mosul, dijo el portavoz.

"Estamos actuando a ambos lados (...) Es un factor muy importante, gracias al cual Daesh (Estado Islámico) no ha sido capaz de movilizar a sus combatientes (porque) tiene que apoyar un eje a expensas del otro. Hemos podido agotar a la organización terrorista con ese tipo de avance", explicó Numa.

El CTS y la policía federal son parte de una fuerza de 100.000 hombres que combate en Irak a Estado Islámico, compuesta por el ejército, combatientes kurdos y milicias chiíes, apoyadas por aviones de combate estadounidenses.

(Reporte de Stephen Kalin y Ahmed Rahseed y John Davison en Bagdad, Daren Butler en Estambul; escrito por John Davison; Editado en español por Janisse Huambachano)

Reuters