Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Imagen de archivo de soldados sirios sobre las ruinas del Templo de Bel en la ciudad histórica de Palmira, Siria. 1 abril 2016. El Ejército sirio ingresará "muy pronto" a Palmira, bajo control de Estado Islámico, dijo el miércoles una fuente militar, en momentos en que las fuerzas gubernamentales respaldadas por Rusia buscan recuperar la antigua ciudad de manos del grupo por segunda vez en un año. REUTERS/Omar Sanadiki

(reuters_tickers)

BEIRUT (Reuters) - Las fuerzas sirias, apoyadas por Rusia, y sus aliados ingresaron en medio de enfrentamientos a Palmira el miércoles, haciendo retroceder a milicianos de Estado Islámico que controlaban la ciudad desde diciembre, informó el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos.

Un medio manejado por el grupo Hezbollah había informado antes que el Ejército sirio y sus aliados habían recapturado la antigua ciudadela, en la periferia occidental de la ciudad, y el moderno complejo palaciego en el suroeste.

Estado Islámico capturó Palmira, cuyas antiguas ruinas son Patrimonio Mundial de la UNESCO, dos veces durante la guerra civil de Siria de seis años. El Ejército expulsó al grupo en marzo del año pasado, pero la ciudad volvió a caer en manos de los yihadistas en diciembre.

Estado Islámico derribó antiguos monumentos las dos veces que tuvo el control de la ciudad, destrucción condenada por la ONU como un crimen de guerra.

El Ejército dijo el miércoles que había capturado un área conocida como el "triángulo de Palmira", unos pocos kilómetros al oeste de la ciudad, que cayó de nuevo en manos del grupo extremista cuando el Gobierno se enfocó en derrotar a los rebeldes en el este de Alepo.

Fotografías publicadas en la cuenta de Estado Islámico en Telegram el miércoles mostraban a combatientes del grupo disparando contra el Ejército sirio con cohetes y un tanque. Reuters no pudo verificar la autenticidad de las imágenes.

Estado Islámico primero capturó Palmira en 2015. Durante su primera época en control de la ciudad, los yihadistas derribaron antiguas edificaciones como un arco del triunfo de 1.800 años de antigüedad. Recientemente, el grupo destruyó el histórico Tetrápilo, una plataforma con cuatro columnas en cada esquina,y la fachada del Teatro Romano de Palmira, conocida en árabe como Tadmur.

(Reporte de Tom Perry y John Davison en Beirut, Andrew Osborn en Moscú y Ali Abdelaty en El Cairo; escrito por Tom Perry; editado en español por Patricia Avila)

Reuters