Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Por Francesco Canepa y Marja Novak

LIUBLIANA (Reuters) - Los funcionarios del Banco Central Europeo (BCE) necesitan más evidencia antes de decidir cuándo reducirán su programa de estímulo monetario, dijo el jueves Bostjan Jazbec, integrante del Consejo de Gobierno de la entidad regional.

Luego de comprar más de 2 billones de euros (2,38 billones de dólares) en bonos desde el 2015, se espera que el BCE anuncie el mes que viene que desacelerará su ritmo de adquisiciones, ya que el crecimiento económico regional está avanzando y la inflación se encuentra estable, aunque algo débil.

Jazbec, gobernador de la banca eslovena, destacó el buen desempeño económico de la zona euro y dijo que ahora era inevitable una decisión. Pero añadió que los miembros del BCE estaban esperando más datos para confirmar que la inflación efectivamente esté encaminada a la meta de casi el 2 por ciento.

"Aún estamos monitorizando de cerca todos los desarrollos, que claramente están yendo en la dirección que esperamos", dijo Jazbec en respuesta a la pregunta sobre si el banco central regional recortaría sus compras de bonos.

El funcionario agregó que el BCE no tomó ninguna decisión en la reunión de la semana pasada "fundamentalmente porque, desde nuestro punto de vista, los desempeños todavía no confirman la decisión, que inevitablemente seguirá. No obstante, necesitamos más datos y más confirmaciones de que lo que estamos haciendo está en línea con el cumplimiento de nuestro mandato".

Previamente, en declaraciones durante el mismo evento en Liubliana, el gobernador del banco central belga, Jan Smets, dijo que la inflación de la zona euro parecía haberse recuperado. Pero aclaró que los miembros del BCE habían decidido hace una semana que aún era necesario el estímulo monetario.

La inflación de la zona euro se encuentra actualmente firme por encima del 1 por ciento y el presidente del BCE, Mario Draghi, dijo que espera que los precios se aceleren hasta alcanzar la meta de la entidad en el 2020, tras incumplirla desde el 2013.

Sin embargo, Draghi también enfatizó en la incertidumbre por la escalada del euro frente al dólar y otras divisas relevantes, lo que podría afectar a la inflación abaratando las importaciones y encareciendo las exportaciones. Jazbec minimizó este peligro, argumentando que la fortaleza de la moneda única era resultado del repunte económico de la zona euro.

(1 dólar = 0,8403 euros)

(Editado en español por Ana Laura Mitidieri)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters