Por Fabián Andrés Cambero y Natalia A. Ramos Miranda

SANTIAGO, 22 nov (Reuters) - El Gobierno chileno ratificó el viernes su apoyo a la actuación de los cuerpos de seguridad durante las intensas protestas por demandas sociales que han sacudido al país por más de un mes, en el que se han reportado más de 20 muertos y miles de heridos.

El jueves, Amnistía Internacional dijo en un informe que policía y militares han llevado a cabo ataques "generalizados" contra manifestantes con la intención de "castigarlos y dañarlos".

"Debo señalar claramente que Amnistía Internacional al decir que las Fuerzas Armadas (...) están cometiendo ataques generalizados con la intención de dañar a la población que se manifiesta, está afirmando un hecho extraordinariamente grave y absolutamente falso", dijo a periodistas el ministro de Defensa, Alberto Espina.

Durante las protestas a lo largo de Chile, que no han dado señales de detenerse, se han reportado miles de detenciones, mientras que frecuentes hechos de violencia han provocado saqueos, incendios y destrozos de infraestructura.

Otras misiones, como de la Alta Comisionada de la ONU para Derechos Humanos, Human Rights Watch y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos también están evaluando la situación en el país aunque todavía no publican sus informes.

Sin embargo, la Alta Comisionada de ONU y expresidenta chilena Michelle Bachelet afirmó preliminarmente en un encuentro en Inglaterra que a su juicio los protocolos de acción de las fuerzas de seguridad no estaban siendo seguidos.

Pese a que las protestas han bajado su intensidad inicial, persisten incidentes violentos y algunas marchas callejeras. La jornada del jueves estuvo marcada por un gran incendio en un centro comercial en Santiago, saqueos y destrozos en la portuaria Valparaíso y en instalaciones hospitalarias en la costera Coquimbo.

También se han mantenido suspensiones breves del servicio en diversas estaciones del transporte subterráneo de la capital debido a acciones de reclamo.

"Falta más y vamos a seguir movilizados, de esta manera, en la calle, para que podamos tener resultados", dijo a Reuters Simoney Arancibia, una trabajadora municipal que se sumó a una paralización de funcionarios públicos.

Un grupo de manifestantes, identificados como seguidores del club Colo Colo, irrumpió en un juego del campeonato local de fútbol en Santiago, obligando a suspenderlo. Las "barras" de los equipos de fútbol han estado entre los protagonistas más activos de las protestas.

Por redes sociales circulaban nuevas convocatorias para el fin de semana y próximos días en distintos puntos de la capital y el resto del país.

(Reporte de Fabián Andrés Cambero, Editado por Juana Casas)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes