Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El representante del gobierno de Colombia en las negociaciones con el ELN, Juan Camilo Restrepo, en una conferencia de prensa en Quito. 18 de enero de 2017. El Gobierno de Colombia advirtió el lunes al izquierdista Ejército de Liberación Nacional (ELN) que no se dejará presionar por los recientes ataques del grupo guerrillero para pactar un cese bilateral del fuego, como parte negociación de paz que mantienen en Ecuador para poner fin al conflicto armado. REUTERS/Guillermo Granja

(reuters_tickers)

BOGOTÁ (Reuters) - El Gobierno de Colombia advirtió el lunes al izquierdista Ejército de Liberación Nacional (ELN) que no se dejará presionar por los recientes ataques del grupo guerrillero para pactar un cese bilateral del fuego, como parte negociación de paz que mantienen en Ecuador para poner fin al conflicto armado.

La posición del gobierno se conoció después de que el ELN, la segunda fuerza guerrillera del país, reivindicó varios ataques contra la infraestructura económica y las Fuerzas Armadas, incluida la explosión de una bomba en Bogotá que dejó un policía muerto y 25 personas más heridas.

"Al cese al fuego bilateral y de hostilidades se llegará cuando se comprenda que a él se llega desescalando la confrontación, no escalándola", dijo en su cuenta de Twitter el jefe del equipo negociador del gobierno, Juan Camilo Restrepo.

"Si el ELN cree que con actos terroristas (...) va a presionar un cese al fuego está muy equivocado", reiteró Restrepo.

El Gobierno del presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, y el ELN, conformado por unos 2.000 combatientes, iniciaron este mes en Ecuador una negociación formal de paz en medio de las hostilidades.

El grupo rebelde, considerado como una organización terrorista por Estados Unidos y la Unión Europea, dice que está dispuesto a pactar un cese bilateral del fuego.

Los ataques de la guerrilla del ELN contra las Fuerzas Armadas y la infraestructura petrolera son frecuentes en medio del conflicto interno de 52 años que ha dejado 220.000 muertos y millones de desplazados.

El oleoducto Caño Limón-Coveñas, el segundo más importante de Colombia, está a punto de completar su segunda semana de parálisis como consecuencia de una escalada de ataques del grupo rebelde contra la tubería por la que se bombea petróleo desde los campos del departamento de Arauca hasta un puerto del Mar Caribe, desde donde se exporta.

(Reporte de Luis Jaime Acosta; Editado en español por Javier López de Lérida)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters