Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Vista aerea de villa de Rohingya cerca de Maungdaw en el norte de Rakhine. Myanmar, 27 de septiembre de 2017. REUTERS/Soe Zeya Tun

(reuters_tickers)

Por Simon Lewis

RANGÚN (Reuters) - El Gobierno de Myanmar se hará cargo de la reconstrucción de la aldeas incendiadas durante la ola de violencia en el estado de Rakáin que llevó a medio millón de musulmanes rohinyá a Bangladés, dijo un ministro el miércoles, según reportes de medios locales.

El plan de reconstrucción de áreas destruidas por incendios, por los que el Gobierno ha responsabilizado a insurgentes rohinyá, posiblemente generará preocupaciones en torno a las posibilidades de retorno de unos 480.000 refugiados, y agravará los temores de que se esté llevando a cabo una limpieza étnica.

"De acuerdo a la ley, la tierra quemada se convierte en tierra administrada por el Gobierno", dijo el ministro de Desarrollo Social, Ayuda y Reubicación, Win Myat Aye, durante una reunión en la capital del estado de Rakáin, Sittwe, según reportó el diario birmano Global New Light.

Win Myat Aye también encabeza una comisión encargada de implementar las recomendaciones para poner fin a las fuertes tensiones en el estado de Rakáin.

Tras citar una ley sobre manejo de desastres, el funcionario dijo en una reunión con autoridades el martes que la reconstrucción sería "muy eficiente". La ley indica que el Gobierno supervisa la edificación de áreas afectadas por desastres, incluyendo zonas en conflicto.

No hubo detalles sobre el plan ni se reveló información sobre si los refugiados rohinyá podrán volver a sus antiguas aldeas. El ministro no estuvo disponible de inmediato para emitir comentarios.

Grupos de derechos humanos que utilizan imágenes satelitales han dicho qe alrededor de la mitad de más de 400 aldeas de los rohinyá en el norte de Rakáin fueron incendiadas durante la ola de violencia.

Los refugiados que llegaron hasta Bangladés han acusado al Ejército y a miembros de grupos budistas de llevar adelante una campaña de violencia y saqueos para expulsar a los musulmanes rohinyá de la excolonia británica.

La mayoría budista de Myanmar ha rechazado las acusaciones de Naciones Unidas de haber alentado una limpieza étnica contra los musulmanes rohinyá en respuesta a ataques coordinados de insurgentes de la comunidad étnica contra fuerzas de seguridad el 25 de agosto.

(Reportes adicionales de Tommy Wilkes en COX'S BAZAR, Serajul Quadir en DHAKA, Stephanie Nebehay en Ginebra. Escrito por Robert Birsel. Editado en español por Marion Giraldo)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes









Teaser Longform The citizens' meeting

«ALZATE LE MANI PER IL MIO COMUNE!»

The citizens' meeting

Reuters