Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Por Alexandra Ulmer

CARACAS (Reuters) - Golpeando ollas vacías y con carteles en los que se leía "sólo el Gobierno engorda", manifestantes venezolanos protestaron el sábado por la escasez de alimentos en el país sudamericano afectado por la crisis.

La marcha, dispersada rápidamente por las fuerzas de seguridad con gas lacrimógeno, se sumó a las protestas que se realizan casi a diario desde hace unos dos meses contra el presidente Nicolás Maduro, al que sus adversarios acusan de hundir a Venezuela en la peor crisis económica de su historia.

Los manifestantes exigen elecciones presidenciales anticipadas, libertad para políticos opositores y activistas encarcelados, así como ayuda humanitaria que permita el ingreso de medicamentos y alimentos, que han desaparecido de los anaqueles por la restricción de divisas para las importaciones y el cierre de empresas.

Alrededor de un 93 por ciento de los venezolanos no pueden comprar suficiente comida y un 73 por ciento ha perdido peso en el último año, según un estudio reciente de tres universidades. Mientras que otras personas hurgan en la basura para comer.

"A veces solo como 1 ó 2 veces al día. Hoy no conseguí pan (para desayunar) y me vine porque no puedo quedarme encerrada en mi casa viendo como este país se está cayendo a pedazos", dijo Consuelo, de 60 años, mientras golpeaba dos cucharas en la marcha de unos pocos de cientos de personas en el oeste de Caracas, un área pobre y tradicionalmente progubernamental.

Pero Maduro, electo en el 2013 tras la muerte de Hugo Chávez, acusa a los manifestantes de una "insurgencia armada" y de intentar derrocarlo.

El mandatario convocó a una Asamblea Nacional Constituyente para rescribir la carta magna en un intento de conseguir "la paz", pero sus opositores y algunas voces disidentes han criticado el plan.

Al menos 64 personas han muerto desde que comenzaron las protestas. La Fiscalía confirmó el sábado la muerte de Yoiner Peña, de 28 años, en el estado occidental de Lara después de haber recibido un disparo desde un vehículo en medio de una protesta el 11 de abril.

(Reporte de Alexandra Ulmer; Traducido al Español por Deisy Buitrago, Editado por Ricardo Figueroa)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters