Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

A member loyal to the Islamic State in Iraq and the Levant (ISIL) waves an ISIL flag in Raqqa June 29, 2014. The offshoot of al Qaeda which has captured swathes of territory in Iraq and Syria has declared itself an Islamic "Caliphate" and called on factions worldwide to pledge their allegiance, a statement posted on jihadist websites said on Sunday. The group, previously known as the Islamic State in Iraq and the Levant (ISIL), also known as ISIS, has renamed itself "Islamic State" and proclaimed its leader Abu Bakr al-Baghadi as "Caliph" - the head of the state, the statement said. REUTERS/Stringer (SYRIA - Tags: POLITICS CIVIL UNREST TPX IMAGES OF THE DAY) - RTR3WBPT

(reuters_tickers)

Por Sylvia Westall

BEIRUT (Reuters) - Un grupo escindido de Al Qaeda, que ha capturado partes del territorio de Irak y Siria, declaró un "califato" en las áreas que controla e hizo un llamado a los grupos yihadistas del mundo para que le juren lealtad, según un comunicado publicado en sitios de internet islámicos.

La agrupación, conocida inicialmente como Estado Islámico de Irak y el Levante (ISIL, por sus siglas en inglés), se rebautizó como un "Estado Islámico" y declaró a su líder Abu Bakr al-Baghadi como "califa" o jefe de Estado.

"Él es el imán y califa de los musulmanes en todas partes", dijo el portavoz del grupo, Abu Muhammad al-Adnani, en un comunicado traducido a varias lenguas y en un audio en árabe.

El anuncio representa una mayor ambición del grupo y un desafío directo al liderazgo de al Qaeda, que repudió a ISIL este año por desobediencia y actos de violencia indiscriminada.

Combatientes del movimiento capturaron la ciudad iraquí de Mosul el mes pasado y han avanzado hacia Bagdad. En Siria, han tomado control territorios del norte y el este aprovechando el caos surgido por la guerra civil.

El grupo militante suní sigue la misma línea ideológica rígida de al Qaeda, pero tiene su fuerza en combatientes extranjeros curtidos en las batallas de Iraq. Su objetivo es crear un califato de tipo medieval que borre las fronteras entre el Mediterráneo y el Golfo Pérsico, y considera que los musulmanes chiíes son herejes que merecen la muerte.

"Es obligatorio para todos los musulmanes comprometer su lealtad a él y apoyarlo (...) La legalidad de todos los emiratos, grupos, estados u organizaciones es nula por la expansión del califato y el arribo de sus tropas", dijo el comunicado.

En Siria, el grupo se ha enemistado con muchos civiles y grupos de oposición por imponer duras reglas contra el disenso, que incluyen penas de decapitación en áreas donde ha obtenido el control.

En Irak, grupos de derechos humanos le acusan de llevar a cabo ejecuciones masivas en la ciudad de Tikrit.

Charles Lister, investigador visitante del Brookings Doha Center, atribuye un importante significado al comunicado.

"Si bien se puede discutir en términos de legitimidad. El anuncio de que se ha restaurado el califato es probablemente el desarrollo más significativo del yihadismo internacional desde el 11 de septiembre (de 2001)", dijo Lister.

(Reporte de Sylvia Westall. Editado en español por Marion Giraldo)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes









swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters