Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Ocho personas que se cree que estaban siendo trasladadas a Estados Unidos de manera ilegal fueron halladas muertas el domingo en el interior de un camión sofocante aparcado tras una tienda Walmart en San Antonio, Texas, dijeron las autoridades. En la imagen, la frontera entre Estados Unidos y México, en McAllen, Texas, el 10 de mayo de 2017. REUTERS/Carlos Barria

(reuters_tickers)

Por Jim Forsyth

SAN ANTONIO, Texas (Reuters) - Ocho personas fueron halladas muertas el domingo al interior de un sofocante camión aparcado en una tienda de Walmart en San Antonio, Texas, y las autoridades estadounidenses dicen que se trataba de víctimas de "despiadados" traficantes de humanos.

Otras 30 personas, muchas sufriendo golpes de calor y agotamiento, estaban con los cadáveres en el interior del remolque, que carecía de aire acondicionado o agua, dijo el jefe de bomberos de San Antonio, Charles Hood.

Las temperaturas fuera del vehículo llegaban a los 37,8 grados centígrados.

El conductor del camión fue arrestado y será procesado, según Richard Durbin, fiscal del Distrito Oeste de Texas, y los agentes judiciales trabajarán para identificar a otras personas responsables.

Los cuerpos fueron descubiertos después que oficiales llegaron hasta el camión siguiendo a un hombre que se había aproximado hasta un empleado de Walmart para pedirle agua.

"Estas personas estaban indefensas en manos de sus transportistas", dijo Durbin en un comunicado, añadiendo que el calor está "castigando" en el sur de Texas en esta época del año.

"Imaginen su sufrimiento, atrapados en un remolque asfixiante a más de 100 grados de calor", dijo. Fueron víctimas de "crueles contrabandistas de humanos indiferentes al bienestar de su frágil carga", agregó.

San Antonio está situado a unos 240 kilómetros al norte de la frontera con México. Las temperaturas en la zona se mantuvieron hasta los 37 grados centígrados hasta las 18.00 horas el sábado y está previsto que se disparen de nuevo el domingo, de acuerdo a meteorólogos.

Los operativos contra supuestos inmigrantes ilegales han aumentado en todo Estados Unidos en los últimos meses, ante la promesa del presidente Donald Trump de evitar el ingreso ilegal al país o la permanencia de extranjeros pasado el lapso dispuesto por sus visas.

Las muertes en San Antonio se producen más de una década después de lo que se considera como el peor caso de contrabando con inmigrantes en la historia de Estados Unidos, cuando 70 personas fueron halladas al interior de un camión en mayo del 2003.

Diecinueve de ellas perdieron la vida en el incidente de Victoria, Texas, situada a unos 160 kilómetrros al sureste de San Antonio.

(Reporte de Jim Forsyth en San Antonio. Editado en español por Marion Giraldo y Raquel Castillo)

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Reuters